Atrévete a conocerte a ti mismo – El Hermitaño – TAROT

https://kalima001.wordpress.com/2014/08/24/el-ermitano-el-mago-de-la-voz-de-la-luz-el-profeta-de-los-dioses/

Cita | Publicado el por | Etiquetado , , , , , , , , , | Deja un comentario

“Su freza inmemorial se desliza sobre el miedo” – André Breton

Sin prestarle demasiada atención durante los días siguientes observé que cada cierto tiempo había un nuevo ramillete.
El rocío y él formando un único obsequio.
Y nada podía hacerte apartar la vista de los cienos diamantíferos de la plaza del Clichy.

Fourier sigues acaso ahí
Como en la época en que te obsesionabas bajo tus pliegues de bronce en desviar el tren de las barracas de feria
Desde que desaparecieron eres tú el incandescente

Tú que sólo hablabas de unir ya ves ahora todo está desunido
Y patas arriba hemos vuelto a caer por la pendiente
Los labios entreabiertos de los niños haciendo ascos al pecho de las madres descarnadas
Y esos nácares de hombros y esas nalgas que conservan su vello
Se amalgaman en un solo bloque compacto y mate de espuma de mar
Que salta un hilillo de sangre

En otro plano
Pues las imágenes más vivas son las más fugaces
La manga del tiempo sorbe la bola del trilero
Haciendo que sobresalga el puño cegador de la vida
En otro plano
Algunos empiezan a mimar entre los escombros naturales al borde de las charcas
Unas especies que parecen estar en vías de enquilosarse definitivamente
Pero que ayudadas por las circunstancias podrían volver a reptar
Y que pasan por alimentar de buena gana a sus parásitos
Da asco partir sus huevos sin cáscara
Su freza inmemorial se desliza sobre el miedo
Tú las conociste tan bien como yo
Pero no puedes saber los pulidas y glotonas que salieron de la estación de las lluvias

André Breton

Cita | Publicado el por | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

“Sueño que suavizas los cuerpos cansados por las duras ocupaciones” – Ovidio

El palacio del Sueño

Hay cerca del país de los Cimerios una cueva en un amplio lugar apartado, monte cóncavo, casa y estancia del perezoso Sueño, a donde nunca puede dirigirse con sus rayos Febo ni al nacer ni al mediodía ni en el ocaso; nieblas mezcladas con tinieblas y crepúsculos de luz dudosa salen del suelo. Allí el vigilante gallo no llama a la  Aurora con los cantos de su empenachado pico ni rompen los silencios con su voz los perros que están alerta ni el ganso de más aguda percepción que los canes, ni las fieras ni las bestias ni las ramas movidas por la brisa o los gritos de la lengua humana producen un sonido. El silencioso Descanso se aloja allí. Sin embargo, sale de la profunda roca el riachuelo de la Lete, y, al deslizarse por él, el agua con su murmullo llama al sueño a las bulliciosas piedrecitas. Ante las puertas del antro florecen fecundas adormideras y fecundas hierbas de cuyo jugo extrae la noche el sopor y empapada lo extiende a través de la tierra oscurecida; y la puerta no produce ruido al girar los goznes; no hay ninguna en toda la casa, ningún guardián en el umbral; hay en el centro un lecho elevado sobre negro ébano, con plumas, de un solo color, guarnecido de una oscura cubierta en donde el dios se acuesta con sus miembros relajados por la languidez. A su alrededor por doquier yacen tantos sueños vacuos imitando distintas formas cuantas espigas produce la mies, ramas el bosque y arenas diseminadas la playa. Tan pronto como penetro allí y aparto la doncella con sus manos a los sueños que le cerraban el paso, relució con el resplandor de sus vestido la sagrada morada y el dios, alzando con dificultad sus ojos  que estaban abatidos por la lenta pesadez, volviendo a desvanecerse una y otra vez y golpeando lo alto del pecho con su vacilante barbilla, finalmente se sacudió a sí mismo y, alzándose sobre el codo, pregunta (pues la conoció) a qué viene; ella por su parte responde: “Sueño, descanso de las cosas, el más plácido de los dioses, Sueño, paz de alma, de quien huye la preocupación, que suavizas los cuerpos cansados por las duras ocupaciones y das fuerza para el trabajo, ordena que los ensueños, que al imitarlas igualan las figuras verdaderas, se presenten a Alcíone en la hercúlea Traquis bajo la apariencia del rey y representen la escena del naufragio.

OVIDIO – “Metamorfosis”

 

 

 

Cita | Publicado el por | Etiquetado , , , | Deja un comentario

“La maldición de no estar jamás harto” – Paul Verlaine

¡Desdichado! Todos los dones,  la gloria del bautismo,

tu niñez cristiana, una madre que te quiere,

la fuerza y la salud como el pan y el agua,

este porvenir, en fin, descrito en la pintura

de un pasado más claro que el juego de las mareas,

tú lo desojas todo, pierdes en tus viles melindres

hasta los últimos poderes de tu espíritu. 

La maldición de no estar jamás harto

te sigue por el mundo donde el horizonte te atrae,

¡el hijo pródigo con sus gestos de sátiro!

                                      PAUL VERLAINE

                         * * * * *

EPIGRAMA

     Las cosas que lees aquí, unas son buenas,  algunas medianas y la mayor parte malas. No se hace de otro modo, Avito, un libro.

                                                   MARCIAL

                         * * * * *

…golpeándole con la larga lanza o con la espada, abata al enemigo.

Coloque pie con pie y apoye escudo con escudo

y, acercando penacho con penacho, casco con casco

y pecho con pecho, luche con el enemigo,

asido el puño de la espada o la larga lanza.

                                                     TIRTEO

                         * * * * *      

                 PAUL VERLAINE

    

Cita | Publicado el por | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

“Superar la Oposición, Obtener la Victoria y Sacar el Valor” – Las Tres Armas del León del Tarot

-El León del Tarot cuenta con tres Armas para el día a día, para superar los obstáculos que la vida nos pone. La primera es la capacidad de “Opositar”, de superar el conflicto, tanto interno como externo. Tiene inteligencia, determinación y paciencia para superar la Oposición que es competir con uno mismo y con los demás, tanto en temas de trabajo, como en temas de superación interior.

-La Segunda Arma es asimilar la Victoria como algo probable, muy probable si el trabajo es ejercido con determinación, mente abierta y trabajo, mucho trabajo. La Victoria no es una meta solitaria y soberbia, si no que es un don para disfrutar y compartir con los demás también.

-La Tercera Arma representa el Valor. La capacidad de lucha interna para enfrentar cualquier contrariedad que la vida nos pone. Representa una fuerza activa como es propio de las cartas de Fuego – Varas, para enfrentarse al problema, nunca bajar los brazos e irse a llorar a una esquina.

-Aquí tenéis un enlace para seguir los significados de estos Tres Arcanos Menores de Leo, de la Fuerza, Arcano 8 u 11 según el autor que estudiemos.

https://kalima001.wordpress.com/2014/08/16/arcanos-menores-la-fuerza-sol-en-leo/

Publicado en Sendero Izquierdo, Tarot | Etiquetado , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

“vosotros que tenéis los oídos silenciados por el estruendo” – edgar lee masters

ERNEST  HYDE

Mi mente era un espejo:
veía lo que veía, sabía lo que sabía.
De joven, mi mente era sólo un espejo
en un coche a gran velocidad
que capta y pierde partes del paisaje.
Luego, con el tiempo,
se fueron haciendo en el espejo grandes arañazos
que dejaban entrar al mundo exterior
y a mi yo interior le dejaban salir.
Pues tal es el nacimiento del alma apesadumbrada,
un nacimiento con ganancias y pérdidas.
La mente ve el mundo como una cosa aparte,
y el alma hace del mundo una cosa consigo misma.
Un espejo arañado no refleja imágenes,
y tal es el silencio de la sabiduría.

Edgard Lee Masters (1868-1950)
Antología de Spoon River

https://www.youtube.com/watch?v=bkcqh2GXc-I

*****

AL  MAR

El mar conserva eternos sus susurros a lo largo
de orillas desoladas, y con su recia marea
inunda veinte mil cavernas, hasta que el encanto
de Hécate les deja su sombrío sonido.
A menudo encuentra su temple calmado
y durante días apenas se mueven las conchas
cuando se desataron los vientos de los Cielos.
Vosotros que tenéis los ojos cansados y doloridos,
alegradlos ante la inmensidad del mar;
vosotros que tenéis los oídos silenciados por el estruendo
o demasiado hartos de pesadas melodías,
sentaos junto a una vieja caverna y meditad
hasta que os sobresalten los cantos de las ninfas.

John Keats (1795-1821)
Poemas Escogidos

noche-mar-041

Cita | Publicado el por | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

“Zarpan los buques y en sus claras cuevas Los hombres parten hacia tierras nuevas” – Alfonsina Estorni

A  HISTERIA

¡Oh, cómo te miraban las tinieblas,
cuando, ciñendo el nudo de tu brazo
a mi garganta, ijar de aquel caballo,
cruzábamos la selva temblorosa
llevando nuestro horror bajo los astros!
Era una selva larga, toda negra;
la selva dolorosa cuyos gajos
echan sangre al golpe de las hachas,
como los miembros de un molusco extraño…
Era una selva larga, toda triste,
y en sus sombras reinaba nuestro espanto.
El espumante potro galopaba
mojando de sudores su cansancio
y ya hacia mil años que corría
por aquel bosque lúgubre.
¡Mil años!
Y aquel bosque era largo, y triste,
y en sus sombras reinaba nuestro espanto.
Y era tu abrazo como nudo de horca,
Y eran glaciales témpanos tus labios,
y eran zarzas retráctiles mis manos,
y era el enorme potro un viento negro,
furioso en su carrera de mil años.
Caímos a un abismo tan profundo,
que allí no había Dios…

LEOPOLDO  LUGONES

EPITAFIO PARA MI TUMBA

Aquí descanso yo: Alfonsina
El epitafio claro; al que se inclina.

Aquí descanso yo, y en este pozo,
pues que no siento, me solazo y gozo.

Los turbios ojos muertos ya no gritan,
Los labios, desgranados, no suspiran.

Duermo mi sueño eterno a pierna suelta,
Me llaman y no quiero darme vuelta.

Tengo la tierra encima y no la siento,
Llega el invierno y no me enfría el viento.

El verano mis sueños no madura,
La primavera el pulso no me apura.

El corazón no tiembla, salta o late,
Fuera estoy de la línea de combate.

¡Qué dice el ave aquella, caminante!
Tradúceme su canto perturbante:

“Nace la luna nueva, el mar perfuma,
Los cuerpos bellos báñame de espuma.

Va junto al mar un hombre que en la boca
Lleva una abeja libadora y loca:

Bajo la blanca el torso quiere
El otro torso que palpita y muere.

Los marineros sueñan en las proas,
Cantan muchachas desde las canoas.

Zarpan los buques y en sus claras cuevas
Los hombres parten hacia tierras nuevas.

La mujer, que en el suelo está dormida,
Y en su epitafio ríe de la vida,

Como es mujer, grabó en su sepultura
Una mentira aún: la de su hartura”.

ALFONSINA  ESTORNI

El Club Diógenes - Valdemar

El Club Diógenes – Valdemar

Cita | Publicado el por | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario