“Júpiter” – OTÓN

oculto el acento que esperas
soy el antiguo nombre de los peces
      el sacro himno del perdedor ungido
adoro tu sacrificio para al final, ignorarlo
      predico con canciones que no son tu melodía querida
oblaciones para miembros flácidos, castradas armas
      redirijo mis pasos para evitar tu Senda, el poso del que pierde.
 
abrazo los nombres de Júpiter mientras soy el nombre que no puedes pronunciar
      amigo de diablos, demonios, hadas y musas. Apolo
el navío es ahora pecio, andrajos del soñador que ya no sueña
      esgrima del dios moribundo -que no existe- con rostro de niño bueno
no engañas a nadie, apagado fuego de tu espectro, no engañas a nadie.
 
Amaltea cubre mi pesar con sus cálidos brazos
el tributo a la luz es ahora oxígeno para los pulmones
        venganza de Lucifer, crepúsculo en la mañana
mis ojos ven el leonino despojo de tus pasos
un incendiado recreo del verso patético del que cobarde, dispara semen congelado
        acabas de naufragar mientras yo sigo en la orilla, surcando tierras que brillan
                 acariciando corazones que sufren
                         animando almas que lloran
                                 acompañando a cansados guerreros en sus retiros.
 
la cuchara de tu cubertería hace tiempo que se oxidó
ahora comes basura mientras crees que es alimento lo que ingieres
           el eco es una sombra como tu fantasmal nombre, nada
                     el más sacro de tus corazones es el corazón abandonado
                              la más sagrada de tus sonrisas es la sonrisa sin Mano que agarrar.
 
anclas del horado para orfanatos,
asilos magdalena para ricos que enferman de saberlo-todo-tenerlo-todo-quererlo-todo
                   nada tienen, sin embargo.
la rueda sigue girando
no detiene su marcha
el eje no puedes variarlo por mucho que mendigues abalorios
crees vencer
      mientras arrebujas tu alma -que no existe- echando un pitillo, mirando por la ventana de tu
      nueva vida
              eres el simiesco renglón donde no vive la Esfinge
                         tampoco te importa demasiado, ni lo entiendes, ni podrás entenderlo
                                    con tu segura mirada de parchis y juego recreativo.
 
acaba el alba de enredar de nuevo mi verbo
empieza el día a ser esta red concéntrica que me explica despacito
          ofrenda para Júpiter, que no es más que el cielo nocturno, la luna y su sonrisa.
                    bendita misión la del Dugpa que incendia su voz con Hadas Rojas para aclarar su Fuego
                             sacra misión la del Arhat que reivindica su paso firme al final del tiempo, en silencio,
                             agachado y en cuclillas.
 
                                                 Loor Júpiter¡¡¡¡¡¡¡¡
 verano 2010
OTÓN
Anuncios

Acerca de THOTH

Retorno a las raíces. Vida Pasión y Poder.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s