Vedânta Advaita – Eliot Deutsch

          “El yo mismo que ordinariamente veo”, dice el aspirante, “no soy; el mundo tal como se presenta ante mí, con sus divisiones y sus contradicciones, no es Real. Con el intelecto sólo, me quedo fuera de todas las cosas. En respuesta a las preguntas que hago a la naturaleza sólo recibo como respuesta mis propias categorías y clasificaciones. Yendo de una cosa a otra, no consigo saber lo que es (ni lo que soy). Puedo preguntar en silencio a otro: ¿quién eres?, pero tan pronto como hago algún ruido en mi interior, no puedo descubrir la respuesta. Los deseos, las necesidades, los apegos, crecen en mi interior y me encadenan a lo que no puedo ser”.
      “¿Qué es el cuerpo? ¿Qué es la mente? ¿Sólo soy una colección de accidentes de nacimiento, idioma y pais? Estoy despierto, sueño y a veces parece que descanso plácidamente en mi verdadero ser. El cuerpo cambia y se deteriora. No puede ser yo mismo. La mente es inconstante, destemplada y sin embargo poderosa. Me permite dominar mi entorno, pero ¿qué significa ese dominio? Hoy cosecho una victoria, mañana un fracaso. ¿Acaso sólo soy un orgullo o una vergüenza para los demás? Las civilizaciones pasan, ¿qué sentido pueden tener entonces mis pequeñas victorias? Despierto, soy el mundo: él y yo estamos tan estrechamente implicados que apenas puedo distinguirlos. Dormido, sin embargo, soy su víctima. Y cuando despierto, ¿acaso no sigo medio dormido? No puedo controlar por completo la corriente de imágenes, deseos, recuerdos que constituyen mi consciencia de vigilia. La mente no puede ser yo mismo. Sin embargo hay momentos de intenso bienestar, de autosatisfacción y deleite ascético. De un modo inconsciente me descubro a mí mismo como parte de otra cosa diferente, me entrego a ello y descubro una maravillosa armonía. Cada cosa encuentra su lugar. Sin miedo, sin ansiedad, sin inquietud ni ambiciones y sin la necesidad de poseer, realizo la inmensa potencialidad del ser, el poder que mantiene la vida. Pero ese estado de ser es demasiado corto. El sentimiento y conocimiento de mí mismo, ese estado de deliciosa armonía tampoco puedo ser yo mismo”.
            “Los acontecimientos aparecen y desaparecen. Unos los acepto y otros los rechazo. Lo que hoy me importa mañana me parece intrascendente. Las verdades se convierten en meras ilusiones. Lo que tanto valoro antes de tenerlo, lo menosprecio en cuando lo tengo. incluso la familia y el hogar, se convierten en algo vacío; en lugar de liberarme me atan. Cada cosa es rechazada por alguna otra. Ninguna puede ser verdaderamente real”.
           “Cuanto más aprendo, menos sé lo que es realmente valioso para mí. Cuanto más esfuerzo, menos comprendo dónde voy. Doy vueltas y más vueltas. ¿Qué sé realmente? Veo el mundo en términos de mi conocimiento y mi deseo y por consiguiente no veo realmente al mundo. Este mundo mío no puede ser Real.”

ELIOT  DEUTSCH
“Vedânta   Advaita –
Una reconstrucción  filosófica”
editorial  etnos

Anuncios

Acerca de THOTH

Retorno a las raíces. Vida Pasión y Poder.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s