Padre – Juan Carmelo García Otón

POESÍAS CONDENADAS
I
LAS ALHAJAS

Desnuda estaba mi muy querida y por agradarme
se mostraba con sus joyas sonoras
cuyo rico boato la mostraba vencedora
como las esclavas de los Moros en sus días felices.

Ese mundo radioso de metal y piedras
al derramar, solitariamente, sus sones vivos y burlones,
me encanta, me extasía, y con furor adoro
todo cuanto con música a la luz se une.

Ella, tumbada y dejándose acariciar,
en su diván, muy a gusto sonreía
ante mi amor, como el mar hondo y suave,
que por ella subía igual que el agua por el acantilado.

Mirándome con fijeza, como si fuese tigre domado,
con aspecto soñador y vago variaba de postura,
así el candor junto a la lubricidad
le daba encanto nuevo a sus metamorfosis;

brazos y piernas, muslos y caderas,
pulidos cual aceite y ondulando como un cisne
alternativamente pasaban anti mi mirar sagaz y sereno;
vientre, y senos, esos racimos de mi vid,

más seductora que los Ángeles del mal, avanzaban
para turbar lo apacible de mi alma y
para perturbarla allí en el peñón de cristal
en donde se había sentado, tranquila y solitaria.

Me parecía que para un destino inédito se unían
las caderas de Antíope y el busto de un imberbe,
y es que el talle subraya bien el pelvis,
¡En su piel dorada y bronceada, soberbios eran los adornos!

-Ya se había resignado a morir la lámpara,
tan sólo se iluminaba el cuarto por el fogón,
y cada vez que de allí un llameante suspiro surgía
se inundaba con sangre aquella piel de ámbar!

CHARLES BAUDELAIRE
“Las Flores del Mal”
Visor 2010

******************

ESCUCHANDO LA RADIO A LA 1.35 DE LA MAÑANA

cambio de emisora:
un tipo toca el piano
con mucho arte.

en otros sitios
hay casas bonitas
a orillas del mar
donde uno puede tomarse un trago
en la terraza
y
estar a gusto y
ver las olas y
escuchar las olas
retumbando en la oscuridad
y sin embargo
a la vez
puede sentirse también
chungo…

igual que yo ahora
en una feroz disputa interna
peleando por mi vida
dentro de estas 4 paredes
20 millas tierra adentro.

CHARLES BUKOWSKY
“El padecimiento continuo”
Visor, 2009

**************

Y cantarán los hombres a la ruina de mis labios
y hozarán en mi silencio
cuando el alma se calle
y crezca un árbol de la voz
parecida al desierto en que brilla el esperpento
oh desierto ya sin voz de la nada
única flor en el estómago
buscando ávidamente la nada.

LEOPOLDO MARÍA PANERO
“Esquizofrénicas o La balada de la lámpara azul”
Hiperión, 2005

**************

“El Pedazo de Barco Que Aún Flota”

             Un viejo tablero de ajedrez en el que me dejo caer, en el que apoyo, en el que me subo como un náufrago en su trozo de barco que todavía flota, aunque no por mucho tiempo, imagino.
Un reglo de mi hermana. Me costó conseguirlo debido a las habituales peleas entre ella y yo. “Tiene que pedirme perdón antes, hacer las paces conmigo” -le dijo a mi madre. “El tablero lo guardará la abuela hasta que me pida perdón” -siguió diciendo.
Al final hice las paces y conseguí el tablero y las fichas para jugar al ajedrez. No le he sacado mucho provecho al juego aunque sí que he escrito mucho encima de este tablero que utilizo ahora mismo también.
En fin, participar del objeto, animarlo es una conducta repetida en mi vida, animismo le llaman. De una manera u otra, aquí me encuentro, desahogándome una vez más. Buscando un buen verso, placer tras el acto creativo. Paz en la escritura.
El Templo sigue inmenso, Paz, quietud. La música permite la concentración al parcelar mi mente, el folio, la pluma, la tinta, las velas y el tablero.
La misión de rellenar folios bendecidos, marcados con absentas y mezcales. Manchas azules, rojas, marrones y verdes. Las pisadas del Hada, el ejercicio creativo trucado -como diría Josua- contra todo. El himno verdadero que escribe nombres que recrea el tiempo.
Ir elevando la pluma poco a poco. Ejercer de ministro de mi reino, de mi horado, de mi lucidez, loco sin embargo. Ahora vuelvo a descubrir el simpático ejercicio del espíritu, este detritus de mocos, pedos y toses varias.
Resurgir, inmediatamente vencer. Descartar actitudes baldías, estériles y arañar el tiempo con certeza. Sin dudas, sin esperar nada del mañana. Sólo presente. En la tabla del náufrago sonríe mi corazón aunque pertenezca a otro nombre, a otra promesa ya pasada, ya casi olvidada.
Palidecer sobre la roca suave donde vence el hombre, ombre por fin.

juan carmelo garcía otón
Invierno 2008

*****************

El ejercicio de renacer, de entablar el hueso roto,
de preguntar y oír la respuesta pronto.
Aunque signifique incendiar el cielo, perder el sentido
y morir despacio o rápido sobre la tumba del no-nato.
escarbo entre sombras apellidos, diéresis azules del diablo.
nombres sobre este reto antiguo
nomenclatura y praxis de la bestia.
acaricio tu lenguaje mientras escribo una sesuda
opinión sobre tu piel,
mientras incendio el lugar donde te escondes,
donde trabajas como un perfecto ciudadano.
escribo perfumando el mundo, imitando al amor con la
pregunta azul de la cruz,

                              ¿acaso ha terminado ya el mundo?

juan carmelo garcía otón
Otoño 2008

*****************

el huevo

tiene 17 años.
madre, dijo, ¿cómo se abre un
huevo?

oye, me dijo ella, no tienes por qué
poner esa cara.

ay, madre, has roto la yema.
yo no me como las yemas rotas.

vale, me dijo ella, eres muy duro,
has estado en los mataderos, las fábricas,
las cárceles, eres duro de la hostia,
pero no todo el mundo tiene que ser como tú,
eso no quiere decir que todos estén equivocados y tú lleves razón.

madre, dijo él, ¿me puedes traer unas coca-colas
cuando vuelvas del trabajo?

mira, Raleigh, dijo ella, ¿no puedes ir tú por las cocas
en bici? estoy cansada cuando salgo de
trabajar.

pero, mamá, si hay una colina.

¿qué colina, Releigh?

pues la colina,
está ahí y tengo que subir toda la
cuesta.

vale, me dijo ella, te crees que eres más
duro que la hostia. trabajaste en una cuadrilla de
ferrocarrileros, me lo cuentas cada vez que te emborrachas:
“yo trabajé en una cuadrilla de ferrocarrileros”.

bueno, dije, es que es verdad.

ya, pero ¿qué importa eso?
todo el mundo tiene que trabajar en algún sitio.

mamá, dijo el niño, ¿me vas a traer las
coca-colas?

me encanta el chaval, me parece muy
dulce, y en cuanto aprenda a abrir un
huevo puede que llegue a hacer
cosas extraordinarias. entretanto
yo me acuesto con su madre
y trato de no meterme en
discusiones.

CHARLES BUKOWSKI
“Los placeres del condenado”
Visor, 2011

*****

Y seguí, olvidando
que la había oído, su voz de carne.
Y seguí y unánime aplaudía
el Fracaso, y tanta la Caída
que si cardo alguno
para su desgracia un poco más crecía
que los demás le era cortada
la corola y el tallo, por que no sintieran
celos los que dormían. Quién ese agujero
inscrito habría , tales cortes, en las
hojas negras del lampazo, así de magullado como
para descartar toda esperanza de verdura,
debe de
habitar aquí un hombre con un cuerpo
de animal, una
bestia híbrida, excretando su
vida como una babosa o
un pez en el tembladeral.

Robert Browning, traducido por Leopoldo María Panero
“Traduciones / Perversiones”
Visor 2011

*****************

Ya no es mi alma sino el castillo de la boca
el castigo del silencio que a la vida convoca
rezando suavemente en el penal de la boca
la boca sin dientes rezándole a la boca
y la vida es tan sólo un espasmo en el desierto
un emperador caído en la flor y el temblor
de la boca
en la flor del delirio
en la flor que solloza en el penal de la boca.

LEOPOLDO MARÍA PANERO
“Teoría del miedo”
Ígitur, 2000

*************

Suspiro inmenso

Correctivos, paranoias adentro de un cofre.
Se corrieron las hadas a pernoctar.
Cánticos de belcho y almidón.
Sudor frío de mañanas, de bruma.
Para apuntarte al oído, sigilos,
Abrumarte con señales de afecto.
De lechos para desdeñar
Rellenos de espuma
Un atajo recto.
Afuera del sobre,
Debajo del colchón
El el maíz de los silos.
Parpadeos imperfectos,
Tarros de ojeriza,
Aniquilando las prisas.
Atizando la fajina,
Apaga la puerta y cierra el luto
Destierra el Cristo, que maneja tu alma.
Y vive en la sombra del mar
Despierta de tu cuna.
Deja tu ego y tu ser perfecto.
Cojones de bronce
Cortezas de limón,
Seremos siempre niños.

La luz negra del fuego blanco,
El águila clar, el coyote frente al agua.
Y en un tris tras lleno de ranas.
Hacia el trastero de las plazas nuevas.

Jose Antonio Martínez García
2010

******************

Azules que manchan,
Nombres borrosos,
Solos de viento,
Anida la ronda,
Almendros secos,
Planetas de silencio,
Vueltas a amarte,
Amantes del fuego,
Corazones grandes,
Velas de sal y aire.
Ilógicas celdas,
Llenas de sueños,
Hijos del trono,
Saltos de cama,
En el interior del alma.

Veo en el suelo,
Espejos negros,
En tu voz blues.

Jose Antonio Martínez Garcia
“La Fuente de las Musas”
Octubre 2010

¿Dónde supiste de
Satanás? – en un libro
¿Del amor? – en una caja.

**************

Y si toda la gente
pudiera exigir una inspección
a tal arrepentimiento

No tendríamos ninguna misericordia
olvido fiel
remordimiento

Así que te digo
te digo
te digo
Debemos enviar una petición por escrito

Debemos tratar de hallar una nueva
respuesta en vez de
un camino

*************

I


No volveré
No volveré
al remolino
El amargo semental
empapado de vino se traga el semen,
toda labor es una mentira;
ningún vicio se enciende en
estos lomos para fundirse
o competir con cualquier fuerte
sonrisa en particular.
Deja diversas piedras vivas.

JIM MORRISON
“DESIERTO” poemas vol.2
espiral, 2004

*********************

ESTATUAS DE SAL

Se mueven al baile del viento salpicando sal
que se desprende en pequeñas gotas
de las puntas de sus cabellos negros.
Puedes verlas entornando los ojos
como un embate de calor
que hace temblar el horizonte.
Tiemblan ellas en la lejanía
con sus cabellos de brillos plateados,
llorando lágrimas que no comprenden los humanos.
Los gatos callejeros suelen acercarse a ellas,
se acuestan en sus regazos
como aprovechando la sombra de un árbol
y a veces maúllan cantos melancólicos.
Huelen a brea y mar,
siempre sucias, siempre inciertas,
como estatuas atadas al tiempo que corre
ajenas a que existen en el camino
y mueren mientras pasamos a su lado.

PLEGARIA DE DESVELOS


Se tranquiliza mi alma en tu fluir cadente.
Es sorda a la desesperación mi espera
y esa sería la única forma de moverme.
Quizás con esa ráfaga de viento salvaje
que algunas veces se deja caer en mi interior,
llegaría hasta el final de una comprensión infinita.
Comprender qué ha sido de ti en mí,
qué es ahora de mí, en este cuerpo demasiado lleno.

Quisiera dejar de reprender a mi madre
y saborear la semilla perdida que llevaba escrita tu locura.
Volver a amar, volver a morir.
Castigo mi miedo día tras día
y sólo me queda seguir mirando por esta ventana
como la tarde se vuelve gris y cruel.

———–

Esta noche huele a peces moribundos.
Sólo necesito dos tragos para vivir.
Esta noche breve he abierto la puerta.

PAOLA RIVES LIROLA
2011

****************

LA TORRE DEL TRABAJO

El anciano sol gira, la anciana tierra gira;
una obra incesante sujeta las estrellas.
¿No han pasado suficientes infortunios
y maldades? ¿Quién borrará sus absurdas cicatrices?
Alguien crea, alguien destruye. Los eones frustran
todo designio; elévate ¡oh Torre del Trabajo!

¡Elévate en tu esplendor y proclama
la agonía de la tierra viva!
¡Acércate al mar, flama marmórea,
faro unido a un emporio!
¡Asciende sin cesar, oh torre, levanta
una espiral infinita hacia los cielos!

Un ángel en llamas, al mediodía,
bordea la costa labrada por la tormenta;
un espectro de plata, hechizado,
goza de la medianoche con la luna;
¡en silencioso deliquio! El botín
de los años es tuyo, ¡oh Torre del Trabajo!

Concédele al día fuerza resplandeciente, hombre;
y la noche, virgen sometida y sinuosa,
se pondrá a tus pies; ¡sus ardores harán palidecer
la sístole y la diástole del mundo!
Con la vida hecha aljófar sus ojos se empapan,
y mantendrán claramente el orbe.

ALEISTER CROWLEY
“Rodin en verso”
Ígitur

…ancestralmente para no abrir la mano
crispada
más allá de la inútil testa
legado en la desesperación
a alguno
ambiguo
el ulterior demonio inmemorial
teniendo
comarcas nulas
induce
al viejo hacia esta conjunción suprema con la posibilidad
aquél
su sombra pueril
acariciada y pulida y devuelta y lavada
suavizada por la onda y sustraída
a los duros huesos perdidos entre las tablas

                                                           nacido
de un retozo
la mar por el abuelo tentando o el abuelo contra la mar
una oportunidad ociosa
Desposorio
cuyo
velo de ilusión resalta su tormento
como el fantasma de un gesto
vacilará
encallará
locura


“Abolirá” – S
téphane Mallarmé- Antología” -Visor, 2002

****************

…y para reconciliarnos
como en el bello tiempo de nuestra embriaguez,

le imploré una visita,
de noche en una ruta obscura.
¡Elle vino, -loca criatura!
Estamos todos más o menos locos¡

Ella era todavía hermosa,
aunque muy fatigada, y yo,
yo la amaba demasiado; he aquí porque
le dije: ¡Sal de esta vida!

Nadie me puede comprender. ¿Uno solo
de entre estos borrachos estúpidos
sueña en sus noches mórbidas
en hacer del vino un sudario?

Esta crápula invulnerable
como las máquinas de hierro
nunca, ni el verano ni el invierno,
ha conocido el amor verdadero,

con sus negros encantamientos,
su cortejo infernal de inquietudes,
sus redomas de veneno, sus lágrimas,
sus ruidos de cadena y de osamenta.

-¡Vedme libre y solitario!
Seré esta noche borracho muerto;
entonces, sin miedo y sin remordimiento,
me acostaré en la tierra,

y dormiré como un perro.
El carromato de pesadas ruedas
cargado de piedras y de lodos,
el vagón violento puede bien

aplastar mi cabeza culpable
o partirme por la mitad,
me burlo como de Dios,
del diablo o de la Santa Mesa!

CHARLES BAUDELAIRE
“Poesía Completa”
Ediciones 29, 1994

**************

Los domingos se queda en cama
hasta que el sol se oculta por completo.
Esos días ya no hay alcohol
y las hojas parecen
más desgastadas que nunca.

A veces, cuando la voz le llama,
juega con él a salvador gaviota.
Él nunca quiere ser el águila.

Descansa en su inconstancia al servicio real
de decisiones mal tomadas.
Los lunes siempre se le cae la tostada.
Sonríe porque le han dicho
que eso da buena suerte.

PAOLA RIVES LIROLA
“El Bosque Helado”

****************

Hoy se cumplen diez años del viaje de mi padre. Zepar le acompañó a los pocos días. Toda la POesía de arriba va dedicada a ellos. Que la Eterna Luz bendiga sus corazones allá dónde se encuentren¡¡¡ Qué así sea¡¡¡¡¡¡

Mi padre era un hombre humilde. Agricultor muchos años y empleado en una carnicería otros tantos. Despierto e inteligente aprendió en la escuela de la calle y de la praxis.
Hubo algo que me transmitió, algo que todavía no ha superado nadie ni nada. Su amor. Su capacidad para estar ahí, para dar la cara por su hijo en cada una de las situaciones de su vida. Lucha constante e infinita por su salud, por su sonrisa y por su crecimiento.
Ningún libro, ni maestro me ha enseñado más que mi Padre en lo referente a Amar. Soy la gran semilla que él puso en mi sangre y que ahora es fruto. Amor. No hay nada más que decir.

Todos los corazones que tengo cerca son los que de una u otra forma me hacéis seguir creyendo cada mañana, me hacéis seguir en pie día tras día para hacer que aquél sacro fruto nunca se pudra¡¡¡ Os quiero hermanos y hermanas de esta Senda llamada Vida, de esta Sacra Senda llamada AMOR¡¡¡¡

 



 

               

Anuncios

Acerca de kalima001

Momento de afianzar, momento de realizar todo lo vivido, lo estudiado, lo sentido. El mejor momento de la vida, SER.
Cita | Esta entrada fue publicada en Poesía y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Padre – Juan Carmelo García Otón

  1. sepoeta600 dijo:

    De nuevo gracia, nunca se me olvidara aquella tarde de lapidas de mármol y cielo inmenso
    en la que el maestro se llevo a zepar para hacerle compañía, ni que las arañas de las tumbas se comen el tabaco, como siempre espalda con espalda frente a los restos de CARMELO que de seguro se estará fumando un buen puro con ANDRES ZEPAR Y BELCEBU.
    Juntos como tu y yo estaremos junto a ellos algún día brindándoles un buen vino.
    mis respetos gran maestro.

    Me gusta

    • kalima001 dijo:

      Cuando la Gracia nos mostró el camino entre barras de bares, borracheras eternas de plantas mágikas. Y yo abrí mi corazón y mi Templo a tu “vender”. Bolas de aliados sobre el armario y mucho mucho Amor Antiguo, de PADRE.
      Grande Hermano¡¡¡ Q tus pasos nunca t alejen de la mano de María y Eva; sin ellas no eres nada, cómo yo sin ti¡¡¡ 😉 LUZBEL

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s