“La Esfinge” – otón

Existe sobre la tierra un ser bípedo y cuadrúpedo, que
tiene sólo una voz, y es también trípode. Es el único que
cambia su aspecto de cuantos seres se mueven por tierra,
aire o mar. Pero, cuando anda apoyado en más pies,
entonces la movilidad de sus miembros es mucho más débil.
ARISFÓFANES

           Desde el enigma de tus ojos hasta el centro de mi corazón. Una luz que carraspea en el firmamento. Día de días, horas, minutos y segundos. Buscar la solución al acertijo de tus ojos. A la voz de la “cruel cantora” mas bella mas seductora mas mujer.
           Espero tras el canto de los pájaros encontrar el verso infinito que resuelva el misterio. Que libere el arcano, que cambie luz por oscuridad. La búsqueda soy yo mismo.
           La mente entrenada, controlada y activa es el primer aliado. El corazón firme, quedo y vital es el segundo. La fuerza que arde desde el centro de la espiral es el tercero.
           Aliados que guian por la Senda, que la crean sin esfuerzo. Despues todo fluye, todo es uno en todo, todo en uno. Mi sonrisa es el combustible necesario para que arda el infierno y se hiele el cielo. Ninguna Merma.

              Un tiempo alguien quiso parar, calmar y abrazar la verdad. En ese instante decidió perdonar al Amor, perdonarse a sí mismo. Salir de la esclavitud del sí mismo. De lo desacertado del error constante del ego y su dictadura. Dar, sin parar de dar. Amar sin parar de amar.
            Subió por asfaltos solitarios y nocturnos hasta la cima de la montaña del beso, la caricia y el cuerpo cálido de la Musa. Buscó el alcohol sagrado, el humo cegador y el renglón donde la tinta reposaba.
           Encontró su alma un millón de veces perdiendo el bolsillo, la riquella y la plata. Vivió en ciudades libres. Barcelona, Marsella, Milán, Paris, Londres. 
            Halló entonces lo que buscaba, el silencio de la noche sobre la luz del gran Sol. Todo tuvo sentido entonces.
           El día a día fue algo simple y bello. Eurítmico. Se vio luz, se sintió Paz. Ganó la batalla día a día, constantemente. Ninguna Merma.

           Tus ojos son ahora  la verdad. Son mis ojos. No hay distancia entre tu latido y el mío. No hay oposición que no sea la justa y necesaria para la vida real.
           Un latido que persiste. Ser hasta el final de los días. El acierto encerrado en la voz del buscador.  Vida !!!!!

   

Anuncios

Acerca de kalima001

Momento de afianzar, momento de realizar todo lo vivido, lo estudiado, lo sentido. El mejor momento de la vida, SER.
Esta entrada fue publicada en Poesía, Tantra y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a “La Esfinge” – otón

  1. Palike dijo:

    No words…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s