“De vuelta al Hogar” – JC otón

       El tiempo se nos ha echado encima. Tu mano firme y poderosa ha dictado la sentencia que tanto tiempo quise retrasar. Ya no espero tú perdón, ni un segundo más lo esperaré. La Senda se ha convertido en el camino de todos los días. Sin tedio, sin aburrimiento. Ahora mi corazón late a la par que el Sol. Ahora mi deseo abraza a la Luna todas las noches aunque a veces los mortales no consigan verla. 
       Aúllo sobre el perfume de tu silencio. Has caído a la categoría de personas vacías, muertas en vida y que no están dispuestas a escuchar. Gracias por mostrarme tu rostro primitivo -como dicen los sabios orientales, tu rostro verdadero. Sólo necesitaba el perdón para seguir mis pasos con felicidad y paz interior. No has sido tan valiente para eso. Has preferido abrazar Lorazepanes, alimentando tu estómago con detritus y nada.
        He visto tu corazón cada noche desde aquella tarde que fui cruel, estúpido y mal amante. He visto pasar los días, los años y tu voz ha sido la silenciosa grafía de la derrota. Ahora todo da igual. Ya no es necesario ni que respires cerca de la luz. Tu insignificante respuesta a mi espera ha sido clarificadora. Mis pasos siguen firmes.
         Renazco con cada abrazo, con cada caricia del destino. Me cubro de Ajenjo y Agave para que mi boca siga saboreando la vida antigua. Tú ya no cuentas en ella. Ni te acerques jamás, ni vuelvas a sonreír a mi lado. Ya no tiene sentido. Sigue tu camino, que tus pasos te guíen a tu dicha, farmacias hay muchas. Te dispensarán tu dosis de vacío para recordarte que eres cobarde, basura existencial y una sombra de ti misma.
         Has permitido que la derrota acampe en tu corazón. Ahora se ha hecho fuerte y ya no sabes ni respirar desde dentro. Tu Aire está viciado porque así lo quieres. Tu cuerpo es una taruga masa deforme que no cuidas porque no escuchas, ni piensas ni actúas con Amor. Eres el reto de la iglesia podrida y supersticiosa para que sigan ardiendo sus bujías de superstición y añicos crísticos.
          Mi corazón late sobre tu mesa de madera podrida. Crees que es el trasero de alguno de tus manjares. Lo quisas a fuego lento y lo devoras con el ansia de quien no es Natura, con el ardor de quien no ama a su Madre, con el error de quien se vendió a sí misma, a sus temores, debilidades y demás porquerías patológicas.
         Ya no espero tu perdón, ni siquiera espero que te vaya bien ni mal; has desaparecido de mi Mente, sana y en paz. Tú voz se ha convertido en la voz de quien roba, de quien mata a tración y de quien espera la Luz embarrada de oscuridad espiritual. Mi barco sigue firme en alta mar, sin miedo, con una sonrisa verdadera y con el PERDÓN como bandera. Ninguna Merma.

juan carmelo garcía otón

*dedicado a tres versos que me cambiaron mi vida
y que ahora sólo son una pesadilla en la mente podrida
de una cobarde existencial -amiga del Lorazepam
y amante de su ombligo, cuadrado y sin apertura vital.
¡ Maldita seas para siempre, eternamente Maldita !

“Eres la Palabra

Que es Aire

Y te Respiro.”

JC otón

Anuncios

Acerca de kalima001

Momento de afianzar, momento de realizar todo lo vivido, lo estudiado, lo sentido. El mejor momento de la vida, SER.
Esta entrada fue publicada en Prosa y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a “De vuelta al Hogar” – JC otón

  1. “lorazepanes” muy bueno juan un abrazo desde la oscuridfad

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s