“Gusión” – Luzbel

            Ejercen de mediocres. Se posicionan en la pestilente masa borreguil. No quieren crecer. No ven Kether, ni la intuyen. Abdican de su trabajo interno. Odian crear, oír, entender. Se odian a sí mismos.
            Les enseñas la A y creen saberse todo el abecedario. Ingenuidad convertida en pobredumbre existencial. Buscan la luz mirando con nuestros ojos. No se atreven a mirar con los suyos. Creen ver, cuando por fin miran. Son fantasmas de sí mismos.
            Escupen tinieblas sobre las baldosas del amor. Son almas libres, sin alma, sin libertad. Espectros de sí mismos.
            Escriben con renglones torcidos en mentes torcidas en cuartillas torcidas. Todo lo creen ver recto. Imprimen carácter a su decadencia con alcohol y drogas. No ven al aliado que los conduciría al palacio de la Sabiduría. Enemigos de sí mismos.
            Retan al destino con mentiras del aquí y ahora. No ven presente. O viven el pasado o se espectran con el futuro. Nunca aceptar que la clave está aquí mismo. Que sus vidas crecerían en el aquí y ahora. Se niegan a sí mismos.
            Esculpen decadencia mientras hablan de amor, hermanda, paz o libertad. Podridas mentes que no quieren estudiar, que no quieren aprender, que sólo son miseria, debilidad y hedionda materia. Perdidos de sí mismos.
            Condenan a sus niños a vagar por la sacra Senda de la vida como harapientos vagabundos, como pedigüeños mendigos. Atan con cadenas oxidadas a sus poderosos lobos y lobas para que no tengan que crecer, hacerse fuertes les cambiaría su fingida paz. ¡Qué gran daño tener que vivir feliz, viviendo el día a día como si fuese el último! ¡Amando, besando, acariciando, abrazando, follando! ¡Qué gran error ser uno mismo!
             Gritan mientras la vida se les escapa entre los dedos como arena del desierto. Los cementerios luego los contemplan con indiferencia. El destino los ve como basura existencial que se dejó caer por la vida con miedo, sin valor para dar a la palabra Humano un valor real. El tiempo los pone en su sitio. Antiguos miramos sus tumbas y vemos aquellos espectros que pasaron sin pena ni gloria por sus propias vidas. Fantasmas de sus debilidad, temor y terquedad. Monstruos para sí mismos.
             Niños que juegan con niños. Lobos que galopan con lobos. Maestros que aprenden con maestros. Ninguna Merma. ¡ Loor Gusión ! ¡ Luz para vencedores de sí mismos !

 cartagena, Sol en Escorpio 2012
LUZBEL

 

Anuncios

Acerca de kalima001

Momento de afianzar, momento de realizar todo lo vivido, lo estudiado, lo sentido. El mejor momento de la vida, SER.
Esta entrada fue publicada en Prosa, Sendero Izquierdo, Tantra y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s