“El Job de los Establos” DIEGO DONCEL

El asno del tío Satour tiene grabado encima de los ojos
un aviso espiritual: “Yo no soy el más tonto”
Y en verdad recorriendo la ceniza amarga de los campos,
sintiendo en su alma el peso triste del planeta,
que es la medida de todas las cosas,
ha aprendido el alfabeto de la desolación,
un alfabeto hecho de moscas y polvo.

Funámbulo de los pedregales, payaso metafísico,
de tanto pensar en su melancolía se ha vuelto así:
un castrado para el pensamiento.
Como profeta de una risa enigmática
sus orejas sucias delatan el humor sin sentido de sus profecías,
ese ir por ahí burlándose, con paradojas ridículas,
de aquellos que en una mansedumbre ignorante
no han cambiado para sí todo el saber.
-El exceso  de inteligencia -rebuzna a veces satisfecho-
trae desorden en el resplandor de la luna y el sol,
desmorona las montañas, seca los ríos y perturba
la sucesión de las estaciones.
Será por eso que él, como un visionario desahuciado,
se ha quedado lelo e irónico, hecho un tumulto
de huesos bajo su piel pelirroja de diablo.
La dulzura le ha hecho enloquecer y le ha dado una infinita
serenidad,
incluso cuando va por las callejas cabeceando
en el sol cansino de la tarde y rumia divertido la idea
de que el hombre es un ser superior sólo porque hace daño.

Son muchos los motivos que él tiene para rebelarse
contra los dioses y contra los hombres,
pero son más las razones para apaciguarse con las burlas
que fulgen en su mirada bufa y pavorosa, y en sus húmedas ojeras.
-La paz que no dura una eternidad es una pesadilla -dice.

Su alma es sólo un borrador de alma, una broma
que alguien  puso para mover el cansancio de este enorme esqueleto.
Por eso la ironía es el disfraz de todo su escepticismo y toda su
desmemoria,
el mejor arte para sobrevivir entre imbéciles.

Allá va riéndose de sí mismo por una tierra
oxidada de hierbajo, por una tierra
donde una nube de insectos asola en su neurosis
el frescor último de la noche.
Su risa es espectral, como la de un Job de los establos,
como la de un puñado de polvo y de silencio
que estuviera divertido adentrarse cada noche
en el absurdo del mundo.

asno

Anuncios

Acerca de THOTH

Retorno a las raíces. Vida Pasión y Poder.
Cita | Esta entrada fue publicada en Poesía y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s