H A F I Z

LA  BUENA  PRUEBA

El amor que has conocido hará tu contento. Así lo decidió el Destino.

Sometiéndote a la prueba, el Tiempo ha querido marcar tu corazón con el sello de la abnegación y del coraje.

No olvides que el libro sagrado es exaltado por cima de todos los libros nada más que porque también sufrió la prueba del tiempo.

El hombre valiente y juicioso es aquel que examina con cuidado el camino que debe seguir. Ese gustará de los dulces frutos de la vida.

Si la hora es de calma, toma él la copa; si la lucha está próxima, empuña la espada.

Aun en plena angustia no pierdas la esperanza, pues el tuétano más exquisito está en el hueso más duro.

El sabor del azúcar da toda su dulzura después de la abstinencia y al amargura.

*****

CUENTOS DE LA BRISA

Soy aquel cuyos ojos están abiertos sólo para mirar a la bienamada. ¡Oh, soberana! Dile a tu esclavo qué tributo puede ofrecerte.

Dile al pobre a quien tu vista perturba que no limpie su rostro del polvo que lo cubre, pues el polvo del camino por donde pasas está más perfumado que las rosas.

¡Oh, mis ojos! Por tan pocas lágrimas vertidas, ¡cuántas miradas podéis posar sobre mi rostro!

Dijo el juez de Amor: “Si el amante no hace sus abluciones con la sangre de su corazón, su plegaria no será oída”.

Si la ruta es dura, ¡oh, corazón mío!, no te desvíes de ella.

En esta extraña morada no tomes sino la copa; y en esa Casa de la Ilusión no juegues a otro juego que al del amor.

¿Qué me importa esa brisa y los cuentos que dice? Este jardín no tiene confidente.

Bien que tu belleza sea indiferente a mi amor, no renuncio a ese juego, que me embriaga.

Ningún cantor se hace aclamar en la asamblea en que Hafiz levanta la voz.

*****

LA  REINA

Puede uno hacer brillar la alegría en los rostros sin ser por eso el amo de los corazones. Pueden leerse muchos libros y no tener por eso la ciencia de Alejandría.

Puede vivirse en las altas esferas y no poseer la realeza ni los privilegios del soberano.

El amor es un amo infinitamente sutil. Puede uno no rasurarse la cabeza y no ser, sin embargo, un calender.

La dicha de mis ojos son tu rostro y tus ojos.  Joyero soy que sabe el precio de esas joyas.

He perdido mi corazón; olvidé que un hijo de Adán no debe conocer el amor a una Peri.

Por su belleza, mi bienamada es también reina de este mundo. ¡Si supiera también hacer justicia!

Ser bueno es cumplir su promesa. No cumplir su juramento es ser tiránico.

Si posees un alma que canta sabrás toda la seducción que hay en los versos de Hafiz.

*****

EL IDOLO

¡Oh, Sakí! Puesto que el vino es tu único amor, no me sirvas otra bebida.

¡Vende en la taberna la alfombra en que hago mis rogativas! ¡Véndela, te digo, para traerme una jarra de vino!

¡Ven con el dolor si con él debo curarme! Para un devoto del amor nada son el cielo y la tierra.

El canto de la flauta y la queja del laúd dicen los misterios del corazón en el camino del amor. En ese camino, un mendigo de corazón sincero vale más que mil Hatim-Taí.

Un hada avanza sola, bella como una sultana, y el pueblo sale de la ciudad para seguirla.

Los hombres contemplan fijamente ese rostro hechicero en cuyas mejillas florecen las rosas del pudor.

¿Cuánto tiempo, Hafiz, aguantará los males que le causas? ¿Cuánto tiempo aún su corazón sangrará de tus heridas?

*****

SI ME ALEJARA

¡Oh, tú, que superas las beldades de todos los tiempos!… Tu cuerpo es grande y esbelto como el ciprés que se yergue a orillas del agua.

Juro que tu boca parece una cosa imaginaria, a un mismo tiempo llena de certidumbres y misterios.

He entregado mi corazón al culto de tus ojos, de tus labios y de tu cabellera. Mira lo que sufren los corazones que se entregan a tales tiranos.

Mil enemigos me circunden y no habré yo temor ninguno si mi amiga está en mi favor. No tengo miedo de la lucha.

Puesto que tu amor se ha alojado en lo más secreto de mi corazón, ya sé que si me alejo de tu puerta me veré forzado a volver.

Cuando Hafiz tuvo la certeza de tu amor, te dió en prenda su corazón, que ya no puede rescatar.

Hafiz of Shiraz

Anuncios

Acerca de THOTH

Retorno a las raíces. Vida Pasión y Poder.
Cita | Esta entrada fue publicada en Poesía y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s