48 TAROT – V El Hierofante – Thoth Tarot

1

“El Libro de Thoth – (Tarot Egipcio)” – Aleister Crowley – Luis Cárcamo, 1985

V. El Hierofante
-Esta carta está asignada a la letra Vau, que significa Clavo; y nueve son los clavos que aparecen en su parte superior; sirven para fijar el rosetón que está detrás de la figura principal.
-La carta está atribuida a Tauro; de aquí que el Trono del Hierofante esté rodeado por elefantes, que son de la naturaleza de Tauro;  y, de hecho, él está sentado sobre un toro. A su alrededor se ven las cuatro bestias o Querubines, uno en cada esquina de la carta; pues éstos son los guardianes de todo santuario. Pero la principal referencia que se hace es el arcano particular que comporta la tarea básica, el elemento esencial, de todo trabajo mágico; la unión del microcosmos con el macrocosmos. En consecuencia, el rosetón es diáfano; ante el Revelador del Misterio hay un hexagrama que representa al macrocosmos. En su interior vemos un pentagrama en el que aparece un niño bailando. Este simboliza la ley del nuevo Aeón del Niño Horus, el cual ha suplantado a aquel Aeón del “Dios Agonizante” que rigió al mundo durante dos mil años. Ante él se ve la mujer que ciñe una espada; ella representa a la Mujer Escarlata en la jerarquía del nuevo Aeón. Este simbolismo se ve completado en el rosetón, donde, detrás del tocado fálico, florece la rosa de cinco pétalos.
-El simbolismo de la culebra y la paloma se refiere a este versículo del Libro de la Ley –cap. I, versículo 57-: “hay amor y amor. Existe la paloma, y existe la serpiente”.
-Este símbolo vuelve a aparecer en el triunfo número XVI.
-El fondo de toda la carta es del azul de la noche estrellada de Nuit, de cuyo vientre nacen todos los fenómenos.
-Tauro, el signo Zodiacal representado por esta carta, es en sí el Querubín Toro; esto es, Tierra en su forma más fuerte y equilibrada.
-La regente de este signo es Venus; ella está representada por la mujer que vemos en pie delante del hierofante.
-El capítulo III del Libro de la Ley, versículo XI, dice:
“Que la mujer ciña una espada ante mí”. Esta mujer representa a Venus tal y como se nos presenta en este nuevo Aeón; no ya el simple vehículo de su consorte masculino, sino armada y militante.
-En este signo está “exaltada” la Luna; su influencia no sólo está representada por la mujer, sino por los nueve clavos.
-En la época presente es imposible explicar a fondo esta carta, pues sólo el curso de los acontecimientos puede mostrar de qué modo se desarrollará la nueva corriente de iniciación.
-Este es el Aeón de Horus, del Niño. Aunque el rostro del Hierofante parece benigno y sonriente, y el mismo niño nos parezca alegre en su jovial inocencia, no se puede negar que en al expresión del iniciador hay algo misterioso, incluso siniestro. Parece estar gozando de una broma muy secreta a expensas de alguien. Hay un aspecto claramente sádico en esta carta; lo cual no deja de ser lógico, pues deriva de la Leyenda  de Pasiphae, el prototipo de todas las leyendas de dioses-toro. Estas aún perduran en religiones como el shaivismo, y (tras múltiples degradaciones) en el propio cristianismo.
-El simbolismo de la Vara es peculiar; los tres círculos entrelazados que la rematan pueden considerarse como representantes de los tres Aeones de Isis, Osiris y Horus con sus fórmulas mágicas encadenadas. El anillo superior está teñido de escarlata para representar a Horus; los dos anillos inferiores, de verde para Isis y de amarillo claro para Osiris. La base de todos estos colores es el índigo oscuro, el color de Saturno, el Señor del Tiempo. Pues sabemos que el ritmo del Hierofante es tal que sólo cambia a intervalos de 2.000 años.

2

“Tarot, el espejo del alma” – Gerd Ziegler – Arcano books, 1999

V. El Hierofante.
Palabras clave: 
Tauro; maestro espiritual, consejero, confidente; guía interior, padre espiritual; transformación máxima.
-Esta carta está en el signo de Tauro. El trono del consagrado está rodeado de un toro y unos elefantes, cuyo carácter es parecido al del toro.  En las cuatro esquinas del dibujo se encuentran los símbolos de los cuatro querubines, guardianes de los altares. El toro, el léon, el hombre y el águila representan los cuatro elementos y los distintos ámbitos de la existencia humana. El toro, símbolo de la tierra (Tauro), representa la materia y la corporalidad. El león es fuego (Leo), y posee los rasgos de creatividad, fuerza de voluntad y dinamismo. El hombre simboliza el aire (Acuario), es decir, el pensamiento y la palabra. El águila representa la transformación más grande del escorpión, y pertenece al elemento agua (signo astrológico: Escorpio) y a los reinos de la emoción y la pasión.
-El Hierofante ha reunido todos estos elementos y ámbitos dentro de sí y los ha desarrollado al máximo de sus posibilidades. El título “Hierofante” no hace referencia a un dignatario de una iglesia o institución religiosa rígida. Al contrario, describe a alguien que ha sido consagrado, a alguien perfecto e inspirado. Sólo un verdadero maestro espiritual puede ayudarnos a experimentar lo divino. En este sentido, el Hierofante es en realidad la encarnación de lo divino (en forma de toro) o la realización final del potencial humano que se funde con lo divino.
-Delante del Hierofante hay una mujer de pie con una espada y una media luna. Es la representante de Venus, planeta que rige en el signo de Tauro. La espada y la luna indican el equilibrio entre las emociones y los conocimientos. La persona que ha sido iluminada une y desarrolla sus aspectos masculinos y femeninos.
-El niño Horus surge de la unidad entre lo masculino y lo femenino, y aparece en la estrella de cinco puntas que se ve sobre el pecho del Hierofante. El niño está desnudo, desprotegido, vulnerable, completamente abierto y lleno de fe en la existencia. La naturalidad del niño es una expresión de la verdadera sabiduría. Los rasgos solemnes del guía espiritual se funden con la inocencia infantil. Cualquier persona que entre en contacto con el Hierofante sentirá la influencia y el poder de estos aspectos en su carácter. En presencia del Hierofante, todos los mecanismos de defensa deben abandonarse, pues él actúa como espejo para potenciar al máximo nuestro desarrollo.
-La cabeza del Hierofante está rodeada de cinco pétalos blancos en forma de corazón, símbolo del amor en su forma más pura. A través de este amor logra ver a los demás y darles lo que realmente necesitan. Esto no siempre es lo que uno espera o desea. El verdadero maestro no satisface las expectativas de su alumno. La verdad puede ser a veces una provocación pensada para perturbar el dulce y oscuro sueño de la mente inconsciente. Sólo los sabios que han logrado liberarse de las cadenas del egoísmo tienen derecho a proceder tan drásticamente como hizo Jesús al expulsar a los mercaderes del templo.
-Unos clavos  rozan a la serpiente de la transformación, evocando la corona de espinas y el dolor y el sufrimiento asociados con la transformación. El verdadero cambio sólo ocurre si estás abierto (toro) y sensible (paloma), si confías en el amor divino y te sometes a él.
-Vista contra un fondo oscuro, la responsabilidad del Hierofante resulta clara: conseguir que se haga la luz de la conciencia en al oscuridad de la ignorancia.
Interpretación: La búsqueda de uno mismo lleva a zonas espirituales. Esta carta puede señalar el advenimiento de un maestro o guía espiritual. Debes estar preparado para acogerlo.
Pregunta: ¿Alguna vez te has sentido atraído por las enseñanzas un maestro de la verdad (en el pasado o en el presente)?
Sugerencia: Presta más atención a las enseñanzas de los maestros espirituales. Intenta contactar con un maestro o sabio. Participa en grupos de acontecimientos para el desarrollo personal y sé honrado, sincero y abierto. Escucha los sentimientos de tu corazón.
Afirmación: Sólo hay un mensaje que valga la pena escuchar: el mensaje de mi propio corazón.

Thoth Tarot - A Crowley

Thoth Tarot – A Crowley

 

Anuncios

Acerca de THOTH

Retorno a las raíces. Vida Pasión y Poder.
Cita | Esta entrada fue publicada en Tarot y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a 48 TAROT – V El Hierofante – Thoth Tarot

  1. Pingback: ARCANO V – HIEROFANTE – SUMO SACERDOTE – TAURO – VENUS | Planeta Otón

  2. Pingback: 78 Tarot – V Sumo Sacerdote – Tauro | Planeta Otón

  3. Pingback: “el buscador nunca está solo” – TAROT | Planeta Otón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s