“¿Me dolerá? -preguntó ella cerrando la puerta. -No, pero si tienes mantequilla, tráeme un poco.”

Capítulo 7

-En Pachang, Kunley se instaló en la casa de Namka Dronma y esperó a que ella apareciese. La joven le vio por la ventana y, a pesar de que nunca antes la había visto, su potencial espiritual se despertó nada más verle.
-Entonó este canto:

“Mendigo radiante que estás sentado en el suelo,
¿no eres tú Drukpa Lunga Legpa?
¡Escucha por un instante el canto de esta muchacha!

Sol de mediodía en su cenit,
tú brillas sobre todos los continentes
sin nunca proyectar sombra.
¡Quédate conmigo esta mañana
y da vida y calor a este cuerpo demudado!

Maestro de la Verdad y de la Abundancia,
estés donde estés nunca necesitas nada.
¡Quédate algún tiempo en este país
y entrega tus favores
a este pobre ratoncito reducido a la miseria!

Drukpa Kunley, Maestro de la Verdad,
por todas partes por donde te lleven tus pasos,
tu bondad es ecuánime y sin igual.
¡Quédate conmigo en mi casa
y da la comprensión perfecta
a esta virgen solitaria!”

-El Lama quedó impresionado por su inteligencia y, reconociendo en ella a una eventual candidata a la iniciación, respondió:

“Soy el sol en su cenit
y sobre los continentes sobre los que resplandezco
no proyecto ninguna sombra.
El cálido sol no penetra nunca
en las grutas que se abren hacia el Norte,
si las vestimentas están usadas hasta el desgarro,
instálate en una gruta que se abra al Este,

Soy el Maestro del Tesoro de la Plenitud
y allí donde me halle,
es cierto que nunca me encuentro en al necesidad.
Pero no puedo dar mis poderes
a aquellos que no han adquirido méritos mediante donativos.
Por esta razón, aunque no tengas una perra gorda,
entrega todo lo que posees.

Soy el libre Drukpa Kunley
y en cualquier país donde me encuentre
vivo por amor a los seres.
Pero soy incapaz de dar el Despertar
a aquellos que no sienten devoción.
Por esta razón, si quieres ser Buda
muestra primero tu fe y tu devoción.”

-Namka Dronma le sirvió una comida acompañada de té y de cerveza.
-“Eres muy hermosa, Namka Dronma. ¿Aún no te has casado?”
-“Aún soy virgen” -respondió ella.
-“¡Muy bien! ¡Muy bien!” -dijo él con seguridad-. “Lo haremos suavemente.”
-Al mismo tiempo que continuaba bebiendo cerveza, la condujo hacia el interior.
-Antes de sentarse en al alfombra, dijo:
-“Esta alfombra debe ser consagrada. Recuéstate ahí¡”
-“¿Me dolerá? -preguntó ella cerrando la puerta.
-“No, pero si tienes mantequilla, tráeme un poco.”
-Embadurnó con mantequilla la cabeza de Su Rayo y le hizo el amor.
-“¿Te ha dolido?” -le preguntó cuando hubo terminado.
-“No sé si era placer o dolor -respondió ella-.
-“Lo qué sí sé es que ahora me siento mejor que antes.”
-“¿En qué estabas pensando mientras lo hacíamos” -preguntó Kunley.
-“No pensaba en nada. Sólo sentía.”
-“¡Así debe ser! ¡Así debe ser!” -afirmó él.
-Más tarde le dio instrucciones sobre la Gran Felicidad de la puerta Baja. Se quedó algunos días con ella, revelándole la visión de la más profunda Realidad y la envió a meditar a las montañas que rodean el valle oculto de Pema Tsal, donde él la visitaría más tarde.

*****

Capítulo 1

-“Y nosotras, ¿somos Dakinis ?” -le preguntaron las jovenzuelas.
-“Lo dudo. No lo parecéis. Pero es cierto que existen varias clases de  Dakinis.
-“¿Cuáles son estas  Dakinis?”
-“La Dakini de la Sabiduría, la Dakini del Diamante, la Dakini de la Joya, la Dakini del Loto, la Dakini de la Acción, la Dakini del Buda, la Dakini comedora de carne, la Dakini Universal, la Dakini Cenicienta y muchas más.”
-“¿En qué se las reconoce?” -preguntaron.
-“La Dakini de la Sabiduría es bella y radiante. Tiene cinco lunares blancos en el nacimiento del cabello. Es compasiva, pura, virtuosa y devota. Su cuerpo es admirable. Ella aporta felicidad en esta vida e impide que se caiga en el infierno de la siguiente.”
-“La Dakini del Buda tiene un aspecto azulado y una sonrisa radiante. Tiene pocos deseos. Está dotada de larga vida y siempre lleva consigo varios niños. Proporciona larga vida y el renacimiento en el Paraíso de Orgyen. ”
-“La Dakini del Diamante es hermosa. Su cuerpo es prieto y dúctil. Posee pestañas largas, una voz dulce y le gusta bailar y cantar. Ella asegura el triunfo en esta vida y nos hace renacer en tanto que dioses.”
-“La Dakini de la Joya tiene un chochito precioso, blanco con agradables tonalidades amarillas. Es grande, espigada y un poco orgullosa. Sus cabellos son blancos y su cintura fina. Proporciona abundancia en esta vida y cierra las puertas del infierno.”
-“La Dakini del Loto tiene la piel rosada y brillante. Es regordeta, pequeña. Es charlatana y lasciva. Le gusta engendrar numerosos hijos, dominar a los dioses, a los demonios y a los hombres. Hace que las puertas del infierno permanezcan cerradas.”
-“La Dakini de la Acción tiene la piel resplandeciente, azul-oscuro, y la frente amplia. Es más bien sádica. Preserva de los enemigos y cierra el acceso a los infiernos inferiores.”
-“La Dakini Universal tiene el rostro blanco, sonriente, radiante. Es franca como el oro; está llena de respeto hacia sus padres y amigos; aporta la prosperidad a los descendientes, la riqueza y los alimentos, y da la certidumbre de renacer en tanto que hombre.”
-“La Dakini-comedora-de-carne es pálida y gris. De su amplia boca surgen colmillos. Su frente conserva la marca del tercer ojo, sus uñas se repliegan como garras, su vagina abriga un corazón negro. Se sacia de carne y devora a los niños que lleva con ella. No duerme nunca. Provoca una vida corta, numerosas enfermedades, poca alegría en este mundo y la seguridad de caer en los infiernos más bajos.”
-“La Dakini Cenicienta tiene un aspecto macilento, una carne amarilla y esponjosa. Se alimenta de las cenizas de la chimenea. Provoca muchos sufrimientos y contrariedades y la perspectiva de reencarnarse en espíritu hambriento.”
-“¿A qué clase de Dakini pertenecemos nosotras?” -preguntaron las jóvenes con impaciencia.
-“A una especie bastante diferente.”
-“¿A cuál?”
-“Sois ambiciosas, pero pobres; concupiscentes, pero repudiadas. Y aunque encontrarais a algún idiota capaz de copular con vosotras, no sacaríais ningún provecho.”
-Profundamente ofendidas por las palabras del Lama, continuaron su camino con aire huraño.

Drukpa Kunley“La Divina Locura de Drukpa Kunley –
Andanzas de un Yogui Tántrico Tibetano

del S. XVI”
Minotauro, 1988

Anuncios

Acerca de THOTH

Retorno a las raíces. Vida Pasión y Poder.
Cita | Esta entrada fue publicada en Sendero Izquierdo, Tantra y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s