TAROT 59 – Arcano 9 – El Ermitaño – El Mago de la Voz de la Luz, el Profeta de los dioses

INTRODUCCIÓN

Representa el arcano número 9, el Ermitaño, el análisis. La posibilidad de llegar a conocernos bien y desde ese punto cambiar lo que nos dañe. Recalca esta lámina que el camino del buscador es solitario en la mayor parte de la Senda. No por ello quiere decir ser huraño, antisocial o cualquier actitud alejada de los demás. Solamente que para “desvelar” ciertas verdades interiores es la soledad del análisis la que nos la dará.
Es una carta de Tierra y representa al horóscopo Virgo. La Virgen descubre verdades que nos llenarán de dicha y paz. La actitud inocente y femenina de la creatividad nos elevará sobre los problemas, sobre lo cotidiano para situarnos en un plano superior desde lo natural. Es un poder muy muy natural el de esta carta. La naturaleza y todos los sentires relacionados con ello se adaptan a la perfección a este Arcano número 9.
Las cartas asociadas a este periodo son: -El Ermitaño, arcano 9 // 8, 9 y 10 de Oros

1

El Ermitaño – Tarot Golden Dawn

 9. El Ermitaño o Profeta. Búsqueda de la Sabiduría y obtención de la misma desde lo alto. Inspiración divina (pero activa, en contraste de los Amantes).  Esta carta, el Hierofante y el mago llevan el título conjunto de “Los 3 Magos”.

IX. El Ermitaño. Prudencia. Estos tres Arcanos deben ser cotejados durante el estudio porque representan los tres estadios de la iniciación. El hombre vestido con capucha y manto, llevando una lámpara para iluminar el Sendero y un cayado como soporte de sus pasos, El es el eterno buscador, el alma Peregrina. Su manto y capucha son el pardo de la tierra y encima de él está el cielo nocturno. Pero los amarillos verdosos y los verdes azulados de la primavera le rodean, y la primavera está en su corazón.

Golden Dawn Tarot

Golden Dawn Tarot

2

Tarot Thoth – A. Crowley

IX. EL ERMITAÑO. 

-Letra Hebrea Yod, Mano, que aparece destacada en el centro de la carta.
-La letra Yod es la base de todas las demás letras del alfabeto hebreo, ellas son combinaciones de la Yod.
-La letra Yod, primera letra del Tetragrammaton es el Padre, q es Sabiduría; él es la forma suprema de Mercurio, el Logos, creador de todos los mundos. Por ello es el Espermatozoide su representante en el físico; de ahí su nombre, el Ermitaño.
-La figura del Ermitaño recuerda la letra Yod, el color de su manto es el de Binah.
-En su mano porta una lámpara cuyo centro es el Sol, pintado a semejanza del Sigilo del gran Rey de Fuego (Yod es el Fuego Secreto).
-Es como si hubiese estado contemplando (adorando incluso) al huevo órfico (de color verdoso) ya que este está cerca del Universo.
-La culebra que lo rodea es multicolor para indicar la iridiscencia de Mercurio; ya que él no sólo es creativo sino que es la esencia fluida de Luz, la vida del Universo.
-Simbolismo más sublime de la carta, la Fertilidad en su sentido más elevado; esto se refleja en la atribución a Virgo, signo terreno y especialmente referido al cereal, de este modo el fondo es un campo de trigo.
-Virgo representa la forma interior, más femenina y receptiva de Tierra y forma la corteza que cubre el Hades.
-Mercurio rige a Virgo además de estar exaltado en él.
-Compárese esto con el diez de discos y con la doctrina general de que el clímax del descenso en la materia es el signo para la completa restauración por el Espíritu. Esta es la forma de la princesa, la forma de completar la Gran Obra.
-La carta recuerda la leyenda de Perséfone, en la que encontramos un dogma.
-Oculta en Mercurio hay una la luz que permea todas la partes del Universo por igual; uno de los nombres de Mercurio es Psicopompos, el guía del alma a través de las regiones inferiores.
-La vara-serpiente que brota del abismo refleja todos estos símbolos.
-La vara es el espermatozoo desarrollado como un pez que se manifiesta al feto.
-Le sigue Cerbero, el perro tricéfalo del infierno, al que ha domesticado -ver Dharma sobre seres infernales en oriente-.
-En este Triunfo se revela todo el misterio de la Vida en sus operaciones más secretas.
-Yod=falo=espermatozoo=mano=logos=virgen.
-Hay una perfecta identidad, no mera equivalencia, entre los extremos, la manifestación y el método.

IX - El Ermitaño3

TAROT  RIDER

EL ERMITAÑO

EL ERMITAÑO

4

A

Tarot Marsella

ARCANO VIII – EL ERMITAÑO

PRINCIPIO. -Número 9 = 3 * 3, tres ternarios secundarios incluidos en un ternario general.
-Estos tres ternarios corresponden -> físico, anímico y mental = vida, amor y luz.
-Los ternarios secundarios toman un reflejo de cada uno de los elementos del ternario principal; están en ellos pero son distintos; así el amor comprende vida y luz, y la luz es vida y amor. Sin la vida, el amor no se manifiesta, y sin luz, no se ilumina. Igualmente, lo anímico presenta un carácter físico y mental: sin lo físico, lo anímico no podría concretarse; sin lo mental, quedaría incoherente y desprovisto de todo freno.
-el Número 9, todos estos ternarios implica coordina todos estos elementos.

SENTIDO GENERAL Y ABSTRACTO. -Representa la Sabiduría refractándose en la materia. La Sabiduría acoge a la verdad, oculta a los ojos humanos. Es amor y luz, y al entrar en la materia da la vida.

PARTICULARIDADES ANALÓGICAS. -Va tras la Justicia, la búsqueda de la verdad es básica para ejercer la Justicia.
-La linterna, amarilla y roja alternativamente indica que esta búsqueda hay que hacerla tanto en la luz como en la espiritualidad. La parte de arriba, amarilla indica que la búsqueda hay que hacerla con inteligencia. Está contra el manto y a medio cubrir, porq no debe iluminar bruscamente.
-Como la luz no puede encontrarse sino en el propio recogimiento, el manto que le envuelve es su símbolo. Es azul, forrado de amarillo, porque la espiritualidad debe ser interiormente inteligente.
-Aquel que la busca sin inteligencia fracasa; pero el forro amarillo que aparece en una esquina del manto, a la izquierda del Ermitaño, está allí para indicar que esa inteligencia no está tan disimulada para que el hombre le cueste mucho verla, porq tiene necesidad de ella para evolucionar.
-El traje rojo, bajo el manto azul, indica que de la materia donde el hombre está, es donde debe aprender y buscar la verdad. Este ropaje interior es un estado material obligatorio para el hombre; mientras que el manto se lo pone o se lo quita según desee, según su propósito y grade de evolución.
-El capuchón rojo nos dice que la verdad parece mezclarse íntimamente con la materia, estando siempre ésta en relación con la inteligencia; la borla amarilla que lo remata nos dice que la inteligencia siempre se impone cualquier que sea el problema. El capuchón también representa estados de materia momentánea a los que se puede decir que no, a voluntad.
-El bastón color carne, que toca el suelo, indica la relación que puede tener el ser con el plano físico por medio de sus fluidos vitales. También que el camino es duro y a veces hay que pedir ayuda.
-Los cabellos y la barba del Ermitaño son color carne, porq evoluciona mediante el juego receptivo y activo de sus fluidos.
-El suelo amarillo, estriado de líneas paralelas, indica que su fin es la iniciación divina su deber de orientación.

ORIENTACIÓN DEL PERSONAJE. -De pie, de perfil, con la cabeza vuelta casi de frente.
-Busca la acción directa en pensamiento, pero con reflexión.
-La tendencia de su marcha se hace hacia la calma y la meditación y por estar en pie, implica un trabajo señalado.

SENTIDO PARTICULAR Y CONCRETO. -Se llama el Ermitaño porque es el representante del recogimiento sobre sí mismo para examinar el resultado de las actividades que la Justicia ha sancionado.

SIGNIFICACIONES UTILITARIAS EN LOS TRES PLANOS. MENTAL. Aportación para iluminar y resolver un problema cualquiera. Esclarecimiento que vendrá espontáneamente.
-ANÍMICO. Aportación de soluciones. Coordinación, aproximación de afinidades. También significa prudencia, no con idea de temor sino para construir mejor.
-FÍSICO. Secreto que será desvelado, luz que se hará sobre proyectos todavía ocultos.
En la Salud: Consejo de remedio para mejorar la salud.

INVERTIDA. -Oscuridad, concepción falsa de la situación, esfuerzo para remontar la corriente.

En resumen, El Ermitaño representa en su Sentido Elemental el Hombre en busca de la Verdad, en la calma y la paciencia, por el apoyo de la lógica y por la luz, semivelada, que proyecta con prudencia.

 TAROT MARSELLA

B

“Tarot Marsella” – Jodoroswky/Camoin

VIIII – El Ermitaño – Crisis, tránsito, sabiduría.

-El número VIIII se distingue en la primera serie de los impares en que es el primero divisible por otro.
-El nueve,  tres veces tres, es ambivalente -activo (impar) y receptivo (divisible).
-Visualizando su movimiento entre la carta de la Justicia (8) y el arcano 10 se entiende mejor.
-Vemos entonces al Ermitaño abandonar el arcano 8 retrocediendo para avanzar de espaldas hacia el final del primer ciclo decimal y el principio de un nuevo ciclo.
-Al alejarse del 8, sale de un estado de perfección inigualable que, en caso de demorarse en él, podría conducirlo hasta la muerte.
-No lo supera, lo abandona y entra en crisis.
-Se puede comparar con el feto, que al octavo mes, alcanza su pleno desarrollo en el útero: todos sus órganos están formados, ya no le falta nada.
-Durante el noveno mes, se prepara para abandonar la matriz, el único ámbito que conoce, para entrar en un mundo nuevo.

-En un orden de ideas similares, los Evangelios nos enseñan que Jesús fue crucificado a la tercera hora, empezó su agonía a la sexta hora y expiró a la novena hora.
-El número anuncia final y comienzo a la vez.
-El Ermitaño termina activamente su relación con el antiguo mundo y se aventura en el nuevo, que ni conoce ni domina.
-A diferencia del Papa que tenía un ideal que seguir el Ermitaño va hacia lo desconocido.
-En este sentido es la máxima Sabiduría al igual que un estado de crisis profunda.

-La linterna, símbolo de conocimiento.
-La alza, iluminando el pasado como un hombre de experiencia, un sabio o un terapeuta.
-Esta luz es tanto secreta -iniciados como externa -buscadores.
-“Ya he llevado a cabo mi labor, aquí estoy, vedme” -parece decir el Ermitaño.
-Al igual que la carta es de acción y recepción, esta luz puede ser activa -para despertar conciencia y receptiva -semáforo.
-Al igual que la Papisa, el Ermitaño es un personaje con muchas ropa.
-Cierta frialdad de la sabiduría, la soledad interna del iniciado se reflejan en tantas capas de ropa; son características saturninas.
-También son las “capas” de lo vivido así como las rayas de sus ropajes son la experiencia.
-Su espalda encorvada contiene la memoria de su pasado.
-Sus cualidades receptivas vienen marcadas por las dos lunas naranjas, una en su nuca otra en su manto.
-En el pliegue de la mano que sostiene la lampara un pubis de mujer en miniatura; feminidad o que quedan deseos carnales.

-Tres arrugas en su frente, actividad mental.
-Cabello y barba azules como el Emperador, aunque aquí ha dejado su apego a la materia.
-Su guante azul, parecido al del Papa, da a sus decisiones, acciones y andar una profunda espiritualidad.
-Su bastón rojo y su capucha, en la que se encuentran invertidos el rojo y el amarillo de la capucha del Loco, también lo asimilan al arcano sin número.
-El bastón aquí está recorrido por una onda, ha cobrado vida, el camino ha sido andado, y la labor llevada a cabo -tierra labrada.
-Su manto azul oscuro -humildad, consciencia lunar y receptiva.
-La parte interior de este color carne, evoca toda la experiencia vivida, no teórica sino orgánica, de un ser que ha aprendido las lecciones de su propio camino.
-Pero debajo, en el centro, el verde es lo que le envuelve. En la tradición sufí el verde es eternidad.
-El Ermitaño, con la H inicial de Hermes el Alquimista ha descubierto el elixir de la eterna vida, como el judío errante ha tocado la eternidad.
-A la vez pobre y rico, ha conocido la muerte y ha renacido, hace una llamada para que avancemos sin saber hacia donde sin miedo invocando nuestra eternidad incitándonos a vivir la crisis con valentía.

En una lectura. Esta carta simboliza a menudo una crisis a la que hay que entregarse, un cambio profundo al que conviene hacer frente.
-Sugiere la ayuda de maestro, terapeuta o guía.
-Pero, en esa crisis el Ermitaño puede renovarse o morir.
-Remite pues a la soledad, incluso a la decadencia: se le puede proyectar un sin domicilio fijo, o incluso un alcohólico que esconde su bebida en la linterna.

-El Arcano VIIII es el equivalente, más humano y más frío, del gran arquetipo paterno y solar del Arcano XVIIII.
-Figura así un padre ausente, taciturno, lejano o desaparecido.
-Soledad interior, lugar secreto y sombrío en que se prepara la mutación espiritual.

Palabras clave. Soledad – Sabiduría – Desprendimiento – Terapia – Crisis – Experiencia – Pobreza – Iluminar – Accesis – Vejez – Retroceder – Frío – Receptivo – Antiguo – Silencio.

Entre las interpretaciones tradicionales de esta carta. Crisis positiva – Guía – Soledad – Hombre mayor – Vejez – Prudencia – Retiro – Terapeuta – Maestro masculino – Peregrinación – Castidad – Alcoholismo – Invierno – Duda y superación – Alumbrar el pasado – Ir hacia el futuro sin saber adonde se va – Andar retrocediendo – Terapia – Padre ausente o frío – Abuelo – Humildad – Saturno – Visión clara del mundo – Sabiduría – Amor desinteresado – Abnegación – Altruismo – Maestro secreto.

No me digo inútil, no me digo parásito, no me digo intruso,
alzo mi lámpara en medio de la locura y la ignorancia.
Semejante a una luciérnaga mi resplandor es un llamado.
La conciencia no me sirve, es un ojo que flota en la nada.
Indiferente el mundo me expulsa hacia un futuro múltiple
donde el azar me otorga uno de sus innumerables caminos,
anillo absurdo que otorga como final el regreso al origen.
¿Si el creador se traga a su obra para qué entonces pare?
No voy, me llevan. No hago, me sucede. No elijo, me imponen.
No hablo, como un río indolente las palabras fluyen de mi boca:
no son mías, el tiempo las produce. Y este amor, este deseo,
este doloroso palpitar obedece a planes de un señor invisible.
¿Por qué sabiendo que soy una ausencia me permito sufrir por Tu ausencia?
¿Acaso eres Tú el verdadero ser y yo una sombra?
¿Sin ti, a dónde va la mirada?
Mi vejez es la del mundo. Sólo Tú permaneces incambiado.
Aquella lámpara que alzo es el resplandor del alma.
Cada cual destruye las ruinas del lenguaje a su manera,
veneno que se infiltra en al carne y en la sangre
para transformarnos en trajes hechos de palabras,
pájaros sin patas ni raíces, espuma que brilla
en el estadillo del segundo para no dejar huella.
¿Qué resta de nosotros sino un ataúd lleno de frases?
Conceptos que disfrazan la angustia gutural del mudo
que no ha encontrado la forma de emerger
rompiendo el hueso testarudo de su frente
para ser un ángel cascabel sembrando sólo música,
alzando una linterna que nutre su luz de las entrañas.
Ir avanzando cual estopa inflamada por el cruce
de incontables destinos, larva que se esfuma
admirando la hermosura del mínimo detalle,
canto moribundo de un piélago de instantes,
ave que ha perdido todas sus plumas, ánima
que se deshace en lluvia, carne que se disgrega,
sangre convertida en cruz, pensamientos que vagan
como aromas, memoria que es melodía ambigua,
conjunto de ondas circulares entrando en la frontera
que nos separa del vacío, conciencia impersonal
que es el carbón del fuego que da vida a mi lámpara.
Que no se me pida la verdad, que se clave en mis pies
y mis manos la terrible belleza, la incisiva soledad
hija del resplandor perecedero, invisible diamante
que nos fascina solamente por sus brillos,
felicidad fugaz que da sabor al ojo eterno,
luz castrada de esperanzas que se vierte
en la obscuridad de la infinita catacumbas.
Obscuridad fluida que se hace letras y números,
creando, preservando, transformando, sin buscar
futuros horizontes. Caminando hacia dentro
vuelvo a mi propia fuente. Aprendiendo a callar
encuentro en mí mismo lo que ha sido olvidado.
Más profundo que el abismo secreto que se abre
en el fondo del último averno, más discreto
que el manto de tierra que cubre al pan caído,
más prudente que los paso de un felino negro,
más generoso que un rey vestido de mendigo,
más verdadero que los huesos del profeta,
paradoja de la totalidad, testigo errante,
amortajada en mi espalda viaja la muerte.
El mundo entero es un conjunto de nubes.
Ni la gloria ni el poder logran atarme.
Sólo me pueden robar lo que no es mío.
Mas nada tengo: tú eres todo lo que yo soy.
Y unidos somos la soledad de Dios.
Dejar lo seguro por lo incierto, sembrar mi silencio
en los cuatro rincones del mundo, encender una luz
en el corazón de la sombra, subir de la presa al alma
hasta que mi fervorosa carne caiga en pétalos
y que tan sólo mi lámpara, estrella interior,
centro ardiente de la esfera negra, sobreviva.
ALEJANDRO   JODOROWSKY
“Yo, el Tarot”
Editorial Siruela
Tarot Marsella Jodo-Camoin

Tarot Marsella Jodo-Camoin

 5

Tarot Egipcio – Margarita Arnal Moscardó

EL ERMITAÑO N.º9

SIGNIFICADO SIMBÓLICO.
PARTE SUPERIOR.
-Una nube elemento agua: la vida, la receptividad, la paz.
-El viento situado frente a la nube, es la fuerza del aire que se mueve en solitario.
-La nube y el viento van en distintos sentidos.
PARTE CENTRAL.
-El dios Konsu, al principio, era un dios lunar: viajero y navegante; más tarde fue un dios consejero y curador, alejaba los espíritus malignos.
-El hombre que va andando por el desierto, se apoya en un cetro de mando y se alumbra con una lámpara; aunque es de día, él lo ignora.
-Simboliza la búsqueda de un lugar mejor.
PARTE INFERIOR.
-Las flores germinadas, y las que no lo están, significan la felicidad actual y la venidera.

RESPUESTA INCONSCIENTE:
REPRESENTACIÓN NUMEROLÓGICA: 9=9 Nueve meses de gestación.
-El estado de espera, la etapa final.
-Lo absoluto y relativo.
-Lo concreto fusionado con lo abstracto.
-La cima final, la más dolorosa, el recuerdo más vivo, el fin justifica los medios.
-La iluminación interna.
CORRELACIÓN ASTROLÓGICA:
-Marte en Aries. La libertad, la defensa, la energía, la estrategia.
-Se encuentra en batallas mentales o físicas, pero siempre descubriendo su espíritu, nunca en las sombras.
-Su fuerza espiritual es la energía.
LETRA HEBREA:
Teth: Es el Impenetrable.

RESPUESTA CONSCIENTE:
DEIDAD EGIPCIA: Konsu: la espera, la nada.
SIGNIFICADO ADIVINATORIO: La intuición que se encamina hacia un objetivo nuevo, a veces en compañía de alguien trascendental en nuestra vida con quien la compenetración mental es máxima.
-Cambio de casa, de trabajo, o de la forma externa que te envuelve.
ETERNA TRASCENDENCIA: “Sufrirás, pero lo que buscas encontrarás”.
DENOMINACIÓN DE LA LÁMINA: El Ermitaño.

Tarot Egipcio

Tarot Egipcio

6

Tarot del Inconsciente Anónimo – L M Panero

VIIII – EL ERMITAÑO

Sólo estoy a la luz unido
la catcumba atravieso
sin nada salvo mis ojos.

[Desarrollo]
Un hombre que lleva un quinqué en la mano, en busca de la luz. Aunque puede ser fácil el parentesco con la linterna de Diógenes, no es el hombre lo que aquí busca, ni ninguna verdad filosófica, sino la otra luz: la luz del caput mortis de la nigredo, que es la luz que falta a la realidad y su única manque, para expresarnos en términos lacanianos, o para expresarnos en términos de Lévi Strauss, ya que hozamos como los buitres entre los cadáveres del estructuralismo; la pars magica, que es esa ilusión que falta a la cultura occidental, esa ilusión de la que hablaba Freud, no siempre en términos peyorativos, léase
Moisés y la religión Monoteísta y El Moisés de Miguel Ángel contra El porvenir de una ilusión para descubrir que Freud se creía algo así como Moisés o el Anticristo, según la exploración de sus escritos hecha por David Bakan en su libro Freud y la Mística Judía. Dos citas de Freud pueden subrayar esta afirmación, en apariencia paradójica: una, cuando le dijo a una discípula: “¿Sabía usted que yo soy el diablo? Y ellos construyeron catedrales en torno a mí”, y otra, comentada por Lacan, en la que dice: “Como supe directamente por boca de Jung, Freud le dijo al oído, cuando ya tenían al alcance de la vista la estatua de la Libertad, “no saben que les traemos la peste”. Pudiéramos temer que hubiese añadido un billete de regreso e primera clase”.

Pero volviendo al texto freudiano -y a lo que allí se calla más que a lo que allí se dice, si es verdad que el Lapsus linguae o el silencio del in-fans son la clave perdida del lenguaje, como la esquizofrenia de la luz-, volviendo, como decíamos, al texto freudiano, en busca de la carta XX del Tarot, o el Juicio, “el malestar de la cultura” nos da también la llave de ese perfil apocalíptico que siempre tuvo para Freud el texto freudiano, y que fue l’être de la lettre, lo mismo que el secreto de la pasión de Freud por los frescos de Orvieto de Signorelli, figura de la sexualidad tanto como figura de los ojos.  Esto es la importancia del olvido de Signorelli en este tristemente célebre siglo XX, que también para Ronald D. Laing, el fundador de la antisiquiatría inglesa, era tan sólo la Edad Oscura y el extravío más completo de la luz: para decirlo en palabras proféticas de Giordano Bruno: “Oh Egipto, Egipto, ¿qué se hizo de tu ciencia religiosa? Pronto de esa ciencia no quedarán más que fábulas, y llegará el momento en que ni esas fábulas se crearán: en que al religioso se le tome por loco, al loco por religioso, al justo por injusto, al injusto por justo”, etc.
-Resumiendo: En esa época que ha llegado ya y que es la Edad Oscura, la figura del mal es un jorobado o un tuerto, o, en otras palabras, alguien privado del falo, lo que es lo mismo, de la razón.
-Y así, volviendo a Lacan, más tranquilizador, por cuanto generalmente no se entiende, es algo que aquél nos ofrece “como el bollo aquél del que hablaba una Reina”. “Yo no he hecho sino presentar a Signorelli -como en la entrada del discurso en el olvido- a la sociedad filosófica”.
-Y esta carta es la verdadera Carta 0 -o si se quiere XXI- de la Tarot.

[Sentido adivinatorio]
-Búsqueda solitaria de la luz, apartamiento necesario para reencontrar la luz de las tinieblas, luz de la Alquimia y luz de Freud, y en cuya soledad radica el peligro del conocimiento iniciático o psicoanalítico, que es lo que hace decir a los kabalistas “no lo hagas solo que te volverás loco”.

Tarot del Inconsciente Anónimo - Panero

Tarot del Inconsciente Anónimo – Panero

Anuncios

Acerca de THOTH

Retorno a las raíces. Vida Pasión y Poder.
Cita | Esta entrada fue publicada en Sendero Izquierdo, Tarot y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a TAROT 59 – Arcano 9 – El Ermitaño – El Mago de la Voz de la Luz, el Profeta de los dioses

  1. kalima001 dijo:

    Reblogueó esto en Planeta Otóny comentado:

    ARCANO 9 – EL ERMITAÑO – SOL EN VIRGO – Completo para quien le interese¡¡¡ Mucha felicidad a todos ¡¡¡¡

    Me gusta

  2. Pingback: Atrévete a conocerte a ti mismo – El Hermitaño – TAROT | Planeta Otón

  3. Pingback: Mejoras si practicas lo que aprendes – TAROT | Belial`s Throne

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s