THOTH, el escriba – Otón

Esbozando la sonrisa del despierto, añado garabatos a tu lista de obstáculos precisos. Soy este alter-ego del destino con nombre de día y con cicatriz animada. Esclavizo nuestro misterio al despertar.

Añadiendo grafías al hado esparzo la verdad por tu manto, Ventura. Diosa que conviertes toda materia muerta en animada materia. Renazco de la siniestra de dios -que no existe para sobrevivirte.

Escribo altanero para colarme por tu ventana, siempre abierta, siempre amable. Soy este ejercicio que no necesita de nada más que azar. Rosas que significan Victoria en un mundo derrotado por tu belleza.

Aclamo tu noche en mi limpiar y limpiar y limpiar mi Mente. Nada permanece porque nada “está”. Añado dibujos a este poema inconcluso que no sabe de perdones ni le interesan. Porqués en un mundo demasiado preciso para la duda.

Ejerzo de tirantez inquiriendo en tu pecho buscando a dios -que no existe. Existes tú, eso nos vale. Preciada, preciosa y primordial. Mi huraña cueva no abarca la comprensión suficiente para abarcar tu amor, ahora que todo de desmorona y todo se recompone, despacio, muy despacio, despacio, muy despacio.

Gracias por haberte tropezado en este laberinto llamado vida y haber descubierto tanta belleza que admirar, que sentir. Eres una Estrella que brilla más allá de cualquier síntoma, símbolo o sin sentido. A tu pies eternamente.

Elevo la mirada al Escriba Sagrado que abre las puertas del Templo. Admiro mi renacer desde la Mente limpia y pura. Escribiendo, escribiendo. Participando del amado redil que somos. En la penumbra de este día primero.

Donde habitan las sombras también. Donde significamos tanto en cuanto nos atrevemos a ser. Comparto mi destino contigo para siempre. La percepción del Hada es la Semilla de la Musa. No sé qué hacer sin ti pero sé que hacer contigo.

Reto alcanzado. Por mi parte no hay derrota. Hay… Comunión con el día que nos embriaga. La borrachera de dios -que no existe. El último símbolo para vencedores. Atreverse a ser, atreverse a participar de todos los dioses.

Maat abraza nuestro destino. La pluma que somos sobrepasa el peso que deseamos. Infierno como respuesta a la debilidad, a la duda, al no-soy, al no-puedo. Estante donde ponemos todo lo que no nos define.

Seth en el desierto de este día real. De esta paz incrustada de diamantes. Tu cuerpo ya es mío. Estoy en ti y tú en mí. Nada puede parar el devenir del tiempo. Somos Uno. Felina respuesta a este mundo que duda. Certeza. Marina.

Tehuti

Anuncios

Acerca de THOTH

Retorno a las raíces. Vida Pasión y Poder.
Esta entrada fue publicada en Poesía, Prosa, Sendero Izquierdo y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s