NOVALIS – “Escritos Escogidos” – Visor, 2004

Poesía es la representación del alma, del mundo interior en su totalidad. Ya lo sugiere su medio, las palabras, pues son ellas la manifestación externa de aquel centro interno de energías. De igual forma que lo son las artes plásticas respecto al mundo externo configurado y la música respecto a los sonidos. El efectismo le está precisamente contrapuesto a la poesía -en tanto sea plástica-; sin embargo, existe una poesía musical que convierte el alma misma en un variado juego de movimientos.
La representación del alma como la de la naturaleza ha de ser espontánea, general en sí, vinculante y creativa. No como es, sino como podría y debe ser.
Tal como el pintor mira los objetos visibles a través de otro prisma qu el hombre, así experimenta también el poeta los acontecimientos del mundo externo e interno de un modo completamente distinto al hombre vulgar. Y en ningún ámbito llama más la atención que en la música el hecho de que es el espíritu el que poetiza los objetos, la transformación de la materia, y que lo bello, objeto del arte, no se nos da o se nos ofrece acabado ya en los fenómenos, más que en la música.

*****

                 Goethe es un poeta muy práctico. En sus obras es lo que le inglés en sus mercancias: sumamente sencillo, simpático, cómodo y persistente. Realizó en la literatura alemana lo que Wedgwood en el mundo del arte inglés. Como los ingleses posee un gusto naturalmente económico y refinado, pues que, intelectualmetne adquirido. Ambos aspectos cuadran bien y están en estrecha relación, en sentido químico. En sus estudios físicos resulta bastante claro que su tendencia es más acabar algo insignificante, dándole el mayor brillo y la mayor comodidad que entrar en el mundo y realizar algo de lo que se sabe de antemano, que no podrá realizarse del todo, que quedará sin terminar y en lo cual, no podrá realizarse nunca la máxima destreza. También en este campo elige un objeto romántico o enlazado de otro modo amable. Sus estudios de la luz, de la metamorfosis de plantas e insectos lo confirman a la vez que dan las pruebas convincentes de que el tratado perfecto que sea, también pertenece al dominio del artista. Quizá, hay razones para afirmar que Goethe fue el primer físico de su tiempo y que, de hecho, hizo época en la historia de la física. No se trata aquí del alcance de los conocimientos, como tampoco de que los descubrimientos determinan la categoría del investigador científico. Aquí se trata de si consideramos la naturaleza de la misma forma que el artista, la antigüedad, pues, ¿es la naturaleza otra cosa que una antigüedad viva?

NOVALIS

NOVALIS

Anuncios

Acerca de THOTH

Retorno a las raíces. Vida Pasión y Poder.
Cita | Esta entrada fue publicada en Prosa y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s