a los capricornio no les gusta el jagger

MARIA

Historia de amor,
Teñida de romanticismo.
Presa del dolor y del miedo,
Busco refugio en el cielo,
Y creo la constelación de Venus,
Diosa de la Justicia.
Temis hija del cielo y de la tierra,
Madre e hija de los poetas.
Discusiones del corazón y la mente.
Délficas, brujas de la naturaleza.
Bajo el signo de libra.

Jose Antonio Martínez García
“La Fuente de las Musas”

*****

24 febrero

Lapso

Pluma que lloras, lágrimas de arena.
Dame inspiración, de la fuente de las musas.

He llegado a tus entrañas y vuelvo sin pena,
no existe tumba, para esta muerte plena.

No hay letras para este poema.

Amarrar mi alma a tu sonrisa,
Acariciar la bruma y tu brisa,
de olor a flores de sabor a rima.

Remar en el viento hasta tu orilla,
en un atardecer de invierno.
En los silbidos del miedo,

Saca de paseo el instinto,
date un baño de fuego,
Echa un vistazo al olvido.

Piensa, es posible hacerlo.

Jose Antonio Martínez García
El Emperador del Fuego

*****

SOUZA  REPOSADO

Desgarra mi hoja,
esgrime el tequila
como el desierto desea la mar.
Para que se nos olvide el amargor,
estas uvas que ya han pasado,
y sólo quede un abrazo,
un regazo donde perezca el animal.
El animal herido cuya cruz se nombra
como el tañido de un bajo,
como el bajo beso que enhebra la raja de fuego
que ennoblece al sulfuro.

Paola Rives Lirola
“Atravesando la Puerta”

*****

II.

ESTADO DE LOS RESORTES AFECTIVOS

6º LA AMISTAD:
En creciente y casi absoluta alienación de sí misma. Una de las maldiciones actuales: el hecho de que las más insólitas afinidades, los acuerdos iniciales más amplios en los que se fundamenta la amistad entre dos seres devienen al menor roce a causa de una suerte de inversión de signo en un antagonismo inapelable que impulsa a dichos seres a realizar los movimientos más contradictorios y en los casos de rencor más enconado incluso a falsear el testimonio de sus respectivas vidas (enfermedad digna de estudio pues afecta tanto más ala colectividad que golpea preferentemente a los individuos que llaman la atención).

André Breton
“Pleamargen – Poesía 1940 – 1948)”

*****

V

Capítulo IX

Cómo, aunque esta noche oscurece al espíritu,
es para ilustrarle y darle luz

Resta, pues, aquí decir que esta dichosa noche, aunque oscurece al espíritu, no lo hace sino por darle luz de todas las cosas; y aunque le humilla y pone miserable, no es sino para ensalzarle y levantarle; y aunque le empobrece y vacía de toda posesión y afección natural, no es sino para que divinamente pueda extenderse a gozar y gustar de todas las cosas de arriba y de abajo, siendo con libertad de espíritu general en todo. Porque así como los elementos, para que se comuniquen en todos los compuestos y entes naturales, conviene que con ninguna particularidad de color, olor ni sabor estén afectados, para poder concurrir con todos los sabores, olores y colores, así al espíritu le conviene estar sencillo, puro y desnudo de todas maneras de afecciones naturales, así actuales como habituales, para poder comunicar con libertad con la anchura del espíritu con la divina Sabiduría, en que por su limpieza gusta todos los sabores de todas las cosas con cierta manera de excelencia.

SAN JUAN DE LA CRUZ
“Poesía completa y comentarios en prosa”

*****

la diferencia entre un
poeta malo y uno bueno estriba en la suerte

supongo.
vivía en un ático en Filadelfia
hacía mucho calor en verano, así que me quedaba en los bares. no tenía dinero, de modo que con lo poco que me quedaba
puse un anuncio en el periódico y dije que era un escritor
en busca de trabajo…
una mentira de cojones; era un escritor
en busca de un poco de tiempo, un poco de comida y dinero
para pagar el alquiler del ático.
un par de días después cuando por fin llegué a casa
de alguna parte
la casera me dijo, hay alguien que te
busca. Y yo dije,
tiene que ser una equivocación. No, dijo ella,
era un escritor y ha dicho que quería que le ayudases a escribir
un libro de historia.
ah, muy bien, dije, y supe que con eso ya tenía otra semana de alquiler -a cuenta, quiero decir-
así que me dediqué a beber vino a crédito  y  contemplar a las palomas achicharradas
sufrir y follar en mi tejado caliente.
puse la radio bien alto.
bebí el vino y pensé como escribir un libro de historia
interesante al tiempo que verídico.
pero el cabrón no regresó.
y al final tuve que ponerme a trabajar con una cuadrilla del ferrocarril
que iba al oeste
y nos dieron latas de comida pero nada de
abrelatas
y rompíamos las latas contra los asientos y  los costados de furgones polvorientos con cien años de antigüedad
la comida estaba cruda y el agua sabía a
mecha de vela
y en alguna parte de Tejas
salté entre unos matorrales
en un lugar todo verde con bonitas casas a
lo lejos
encontré un parque
dormí toda la noche
y luego me encontraron y me metieron en una celda
y me interrogaron sobre asesinatos y
robos.
querían quitarse un montón de crímenes de encima
para demostrar su eficiencia
pero no estaba tan cansado
y me llevaron a la siguiente ciudad
a ochenta y cinco kilómetros de allí
el gordo me dio una patada en el culo
y se largaron.
pero tuve suerte:
dos semanas después estaba sentado en las oficinas del ayuntamiento
medio dormido al sol como ese moscardón en el codo
y de vez en cuando ella me llevaba a una reunión del concejo
y yo escuchaba con solemnidad como si supiera lo que ocurría
como si supiera cómo estaban desmantelando los fondos de una ciudad de medio pelo.
luego me fui a la cama y desperté con mordiscos por todo
el cuerpo, y dije, ¡joder, ten cuidado, guapa! ¡me vas a provocar
cáncer! ¡y estoy reescribiendo la historia de la guerra de Crimea!
y todos iban a su casa;
todos los vaqueros, todos los vaqueros:
gordos, aburridos y polvorientos.
y todos nos dábamos la mano.
llevaba un par de viejos tejanos, y dijeron
ah, eres escritor, ¿eh?
y yo contesté: bueno, eso creen algunos.
y hay quien lo sigue creyendo…
otros, claro, aún no se han empapado.
dos semanas después
me echaron
de la ciudad.

Charles  Bukowski
Arder en el agua, ahogarse en el fuego -poemas 1955-1973

*****

…-Para mí -prosiguió con voz trémula el infeliz, en quien todos reconocieron al alcalde de las prisiones-, para mí… Porque las armas… han desparecido.
Al oír estas palabras, el asombro se pintó en el rostro de cuantos se encontraban en el pórtico, que, mudos e inmóviles, hubieran permanecido en la posición en que se encontraban Dios sabe hasta cuándo si la siguiente relación del aterrado guardián no les hubiera hecho agruparse en su alrededor para escuchar con avidez.
-Perdonadme, señores -decía el pobre alcaide-, perdonadme y no os ocultaré nada, siquiera sea en contra mía.

GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER
“LEYENDAS”

Jägermeister-Spice

Anuncios

Acerca de THOTH

Retorno a las raíces. Vida Pasión y Poder.
Cita | Esta entrada fue publicada en Poesía, Prosa y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s