“¡no haber parido un nido de víboras en vez de un ser tan irrisorio!” – Charles Baudelaire

BENDICIÓN

Cuando por decreto de las supremas potencias,
en este mundo de hastío aparece el Poeta,
su madre, espantada y blasfemando
a Dios que apiadado la mira, le muestra sus puños:

“¡Ay! ¡no haber parido un nido de víboras
en vez de un ser tan irrisorio!
¡Maldita la noche aquella de efímeros placeres
cuando mi vientre concibió mi propia expiación!

Puesto que entre todas la mujeres me elegiste
para ser la tristeza de mi asqueado marido,
y puesto que a las llamas no puedo arrojar,
como una carta de amor, a este monstruo enano,

haré que tu odio, que me abruma, recaiga
sobre el instrumento maldito de tus maldades,
y tanto retorceré a este arbusto canijo
que no brotará nada de sus apestadas yemas.”

Así se va tragando y soltando la espuma de su odio,
y al no comprender los designios eternos,
ella misma prepara en lo hondo de la Gehena
las hogueras justicieras de los crímenes maternos…

Charle Baudelaire

Anuncios

Acerca de THOTH

Retorno a las raíces. Vida Pasión y Poder.
Cita | Esta entrada fue publicada en Poesía, Sendero Izquierdo y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s