“Pensamiento, no te abstengas ante ningún lugar, entra en todos sitios con valentía” – Sir Philip Sidney

[OH VIDA ADORADA, ¡CUÁNDO SERÁ!]

Oh, vida adorada, ¿cuándo será
que mis ojos tus ojos puedan ver?
¿y en ellos tu mente descubrir,
si ausencia ha tenido la fuerza
para separar tu recuerdo
de la imagen del que te ama?

Oh si yo mismo no me encuentro
tras la partida algo olvidado,
ni del tesoro de belleza apartado,
que ninguna lengua aspire a contar
en qué excelsas alegrías moraré,
sólo el pensamiento apunta al placer.

Así pues, pensamiento a ti te enviaré,
para que ocupes mi lugar;
más tiempo después no me demoraré,
sin ser visto, allí te podrás permitir
esas bellas maravillas contemplar,
que en ellas más esperanzas llevarán.

Pensamiento, no te abstengas ante ningún lugar,
entra en todos sitios con valentía,
toma todo lo que a ella pertenece;
pero si te vieras vigilado,
y sus rayos temieras, lleva contigo
la fuerza del cariño, la furia del anhelo.

Piensa en ése, el más gratificante momento,
cuando a saltos ascienda mi corazón,
y en tus labios tenga tu morada
aquellas rosas que han de besarse,
que azucarada felicidad alientan,
rubíes que se abren, perlas que se esparcen.

Sir Philip Sidney (1554-1586)
Astrophil y Stella

Sir Philip Sidney

*****

Armonïosa YO, de un sueño tan distinta,
Mujer flexible y firme, ¡de silencios seguidos
De actos puros!… Faz límpida, y de ondas suspendido,
Tan lejos que lo acaba, vellosa y vaga, un aura,
Leve pelo en el piélago que un viento embrolla y alza,
¡Escuchadme!… La esposa, la igual era del día,
Solo apoyo sonriente que de amor yo le hacía
A aquélla omnipotente altura tan amada…

¡Qué sol en mis pestañas, ciegamente dorada,
Oh párpados que oprimen tinieblas de tesoros,
Rogaba como ciega en vuestra noche de oro!
Porosa a lo inmoral que sentía cercándome,
En mi drupa vellosa que él devora, brindábame.
Nada me murmuraba que un anhelo de muerte
En esa rubia pulpa plasmarse al sol pudiese:
De mi sabor amargo aún yo no sabía.
Sólo mi hombro desnudo sacrificar solía
A la luz, y sobre estos pechos hechos de miel,
Que al cielo consumaban con su tierno nacer,
¡Venid a amodorrarse de este mundo el emblema!

Paul Válery
“La joven Parca”

Paul Valéry

Anuncios

Acerca de kalima001

Momento de afianzar, momento de realizar todo lo vivido, lo estudiado, lo sentido. El mejor momento de la vida, SER.
Cita | Esta entrada fue publicada en Poesía y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s