“Solo él sabrá el nombre de una princesa que aúlla // Contra mi piel // Que aúlla contra el absoluto de la noche” – L M PANERO

Donde el dolor dibuja vanamente
La sombra de un enano
Que enseña su mano a los hombres
Diciéndoles: estoy solo para morir
No estoy para nadie
Sino para la sombra de un enano
En donde el ciervo va a morir
Y un animal boquea sobre mi frente henchida
Más que de sudor, de odio a la vida y al espanto
De tener en las noches a un gusano por compañero
Que antes de morir se muerde los labios
¡Oh calavera de Yorick!
En donde el ciervo va a morir en la noche de todos y de la nada
Y el hombre es solo un pretexto al borde de la nada
Oh playas sicilianas de tranquila marea
Que saquea mi vanidad ante la envidia del sol
Mallarmé lo dijo antes de vivir
Cuando yo muera daré a los hombres
La limosna de mi frente
Diciendo: solo vivir es pecado
Cuando en mi frente un pez boquee
Y quede solo una mancha de ceniza en la pared
Y sobre las páginas se deslice un gusano
Que odia la vida y al ser
El gusano atroz de la nada
Que tuvo el nombre del ser
Y la escritura imborrable del espectro
Que tuvo solo el secreto
Y que amenaza a los hombres
Como si fuera mi casa la ceniza
Y mi pronombre el olvido y la ruina atroz de existir
Quién nos dirá mañana
Quién anduvo entre la violeta y la violeta…

*****

Lo que promulga el psiquiatra jefe de este manicomio
Ya la página lo dice, qué oscura es la mortalidad retrasada
Qué terrible la vida que nada sabe del hombre
Porque el hombre se arrodilla llorando sin remedio ante la página
Escupe contra el hombre
Y dibuja líricamente en un árbol la silueta del colgado antes de ahorcarse
El temblor oscuro del sepulcro
Que está hecho no para los hombres
Sino solo para el silencio y la ruina
Y para la buena nueva del desastre
Para el terror gótico de estar vivo como un ángel
Por eso la poesía es el camino de la oruga
Que hablará a los hombres
Cuando esté muerto
Y un caballo recorra las páginas
Anunciando a los hombres la buena nueva
De que ya no estoy solo
En la Santa Compaña del cierzo y del silencio.

*****

Psiquiatra toxicológico pregunta mi nombre al dolor
Solo él sabrá decírtelo
Solo él sabrá el nombre de una princesa que aúlla
Contra mi piel
Que aúlla contra el absoluto de la noche
Y tiene miedo del silencio
Que se derrumba sobre mi piel
Buscando la eternidad del gusano
El horror de estar vivo
Rezándole a la carne
Horadando la pared con el berbiquí de la sombra
Y contra la azucena del dolor
Contra la amapola del desastre
Que sobrevuela la vida como un pájaro
Y cae sobre ella sin dolor
¡Oh tú, Strindberg!, que bailabas sobre el dolor
Y orinabas sobre las tumbas
Cuando yo muera quedará solo
Un rastro de baba
Solo una tumba humillada
Solo una flor contra nadie
Solo el nombre de Joyce
¡Ah tu siesta de los Finnegans!
Solo dibujas la eternidad
Como una flor que cae contra el suelo
Y escupe contra el dolor.

LEOPOLDO MARÍA PANERO

“Rosa Enferma”, Huerga&Fierro 2014

Anuncios

Acerca de kalima001

Momento de afianzar, momento de realizar todo lo vivido, lo estudiado, lo sentido. El mejor momento de la vida, SER.
Cita | Esta entrada fue publicada en Poesía, Sendero Izquierdo y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s